SIGUE LA JORNADA BURSÁTIL EN DIRECTO
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Que los miembros de este gobierno no tienen vergüenza alguna no es algo que les vayamos a descubrir a todos ustedes a estas alturas de la película. Pero que lleguen a los extremos que llegan ya es algo completamente enfermizo, es tener una caradura inmensa, muy poca vergüenza y un evidente sentimiento de superioridad sobre el resto de los ciudadanos.

La última, la más grande -en caradura-, Carmen Calvo. Como se piensa que somos imbéciles y a pesar de que en Andalucía se ha ordenado el cierre de la comunidad autónoma tanto para entradas como para salidas, Calvo se ha organizado una visita a unas obras de una biblioteca pública de Córdoba que, casualmente, se encuentra a 300 metros de su casa en la capital andaluza, ya que ella vive habitualmente en Madrid.

Así, con un par. Pero mucho ojo porque, estamos seguros, que ella no será la única. HAbría que saber, aunque lo convertirán en secreto de estado, lo que hará Pedro Sánchez con el Falcon o con algún Super Puma del Ejército del Aire, estén seguros que aunque no lo quieran contar nos enteraremos.

Lo que no se entiende es por qué lo que es bueno para los demás, no es bueno para ellos. ¿No habíamos quedado en que la situación era tan sumamente insostenible que había que decretar seis meses de estado de alarma? Lo de estos socialistas y podemitas ya no es que sea casta, es que son una castuza asquerosa.

MÁS DE 75.000 PRODUCTOS CON LA BANDERA DE ESPAÑA

2 Comentarios

Comments are closed.