Thatcher
¡¡ÚNETE A EL DIESTRO!! COLABORA DESDE PATREON!!
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ
SÍGUENOS EN TELEGRAM

La noticia con la que se despiertan los españoles hoy, es que Deutsche Telekom puede adquirir Telefónica a precio de ganga. Telefónica cotizaba en bolsa al inicio del encierro de los españoles por la pandemia en marzo a 4,14 euros la acción y hoy lo hace a 2,94 euros y sigue bajando ante la crisis salvaje que se le avecina a España por la caótica actuación del gobierno en la Económica y la crisis institucional que destroza a nuestra patria..

Mientras esto sucede, Alemania se recupera económicamente y Deutsche Telekom va recuperando su cotización previa al inicio de la crisis sanitaria mundial y cotiza a 14,28 euros por acción.

En resumen, el gigante de las telecomunicaciones español, está a tiro de cualquiera, una auténtica ganga para los buitres inversores extranjeros.

Pero esta desastrosa noticia para España, es el comienzo de otras nuevas que van a llegar estos meses acerca de la compra de otras empresas del IBEX 35 por parte de competidores y especuladores extranjeros. En una palabra, la inacción de Sánchez, deja a las empresas estratégicas españolas en la almoneda para ser adquiridas a precios baratos a causa de la ruina de la economía española que ha entrado en recesión técnica por primera vez en decenas de años.

¿Por qué sucede esto? ¿No se puede impedir?

La causa no es otra que la CNMV presidida por el polémico Sebastían Albella, levantó el día 18 de mayo de 2020 a las 23:59 horas, la prohibición de las ventas en corto que estableció el 12 de marzo para frenar la especulación.

La prudente medida de prohibir las ventas en corto que había adoptado el órgano regulador el 12 de marzo, no tenía otro objetivo que evitar la especulación de los fondos buitres extranjeros que realizando ventas en corto de las acciones de las empresas españolas, podrían especular con ellas hasta convertirlas en saldos muy por debajo de su valor real, muy asequibles para ser adquiridas por inversores extranjeros sin escrúpulos.

La prohibición se podría haber hecho antes, y se hubiera ralentizado la caída de los valores de los primeros días, donde las ventas fueron en plan crisis de pánico de la “depresión de los años 20 del siglo XX” curiosamente un siglo después a cuando llega la siguiente depresión de los años 20, pero esta vez del siglo XXI.

La prueba es que el primer día de prohibición de ventas en corto, el IBEX 35 cerró con una subida del 6,4%, y todo ello debido a las medidas anunciadas por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que entre otras cosas anunciaban medidas de defensa a las empresas de la bolsa española, adoptadas por medio del Real decreto ley 8/2020, de 17 de marzo, como medidas para evitar las OPAs de nuestras joyas empresariales.

Esta lógica medida adoptada por la CNMV para salvar a las empresas estratégicas de la economía española y componentes en su mayoría del IBEX 35, se unía a las tomadas por el gobierno español por medio del Real decreto ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, que en su disposición final cuarta realizaba la modificación de la Ley 19/2003, de 4 de julio, sobre régimen jurídico de los movimientos de capitales y de las transacciones económicas con el exterior.

Se habían tomado unas medidas coherentes, como era la del Decreto antiopas y la prohibición de las ventas a corto. Parecía que un atisbo de sensatez había iluminado al gobierno y este nos iba a preservar de la catástrofe, o al menos se salvarían las mejores empresas españolas y las más estratégicas, para el bien del futuro de la nación. Pero fue un espejismo y la sorpresa había saltado: En plena catástrofe económica, se volvía a levantar por la CNMV la prohibición de las ventas a corto.

La prohibición de realizar ventas a corto, se ha llevado a cabo en casi todos los países del mundo, a causa del coronavirus, pero lo extraño, es que en España se haya levantado la prohibición de ventas a corto tan pronto, dejando sin protección a nuestras mejores empresas. No cabe explicación alguna que sea convincente. En Corea del Sur, para poder hacer este tipo de operaciones, se debe esperar hasta seis meses después del levantamiento del “estado de alarma” para que el operador bursátil coreano permita que se realicen operaciones de venta a corto. En Francia también se han prohibido este tipo de inversiones y aún hoy, sigue sin alzarse esa prohibición, con el argumento del operador francés de que el mercado bursátil se encuentra en un máximo de estrés.

Cabe una pregunta ¿Porque la CNMV ha levantado la prohibición de las ventas a corto?

Como he dicho antes no cabe explicación, o al menos yo no la encuentro, sobre todo cuando, gracias a esa prohibición se freno la caída en bolsa de los grandes valores del IBEX 35 a causa de la crisis producida por el COVID-19 y sirvió para que las empresas que se habían visto afectadas desde los primeros días del mes de marzo, con fuertes retrocesos en bolsa que hacían peligrar el verdadero valor de las empresas cotizadas en el mercado continuo, estabilizarán su cotización en bolsa. Con la sola noticia del levantamiento de la prohibición, se han producido fuertes descensos en la bolsa española, en torno al 2,5% el lunes pasado, arrastrada por las fuertes posiciones bajistas que se han tomado en el sector bancario, constructoras, energéticas y en grandes valores como Telefónica.

La explicación no es otra que, la prohibición de ventas en corto, impidió que muchos especuladores que habían entrado a la baja en el mercado pudieran vender y especular. Una vez eliminada la prohibición. Los especuladores han dado orden de venta y estas han sido masivas, para poder realizar sus ganancias.

Como ejemplo, el fondo buitre norteamericano Bridgewater hizo una inversión bajista de 1.100 millones de euros contra las empresas del Ibex 35 en medio de la crisis del coronavirus, los cuales tenía bloqueados y una vez levantada la prohibición a vendido con pingües beneficios.

¿A quién le debe ese favor? A la CNMV, que ha levantado por medio del Sr. Albella, la prohibición de ventas a corto.

El citado fondo buitre, ha invertido 360 millones como inversor bajista contra Iberdrola; 140 millones contra Telefónica y 660 contra los grandes bancos. La inversión a la baja del fondo Bridgewater ha podido ser aun mayor, pero carezco de más información, ya que la CNMV tiene controladas las inversiones bajistas que superan el 0,5% del valor de la empresa en bolsa, pero se deja fuera todo el resto.

Según un conocido bróker madrileño me ha informado, otros fondos buitres han atacado al valor de las empresas españolas que cotizan en el mercado continuo como Ence, Sacyr, Celnex, Técnicas Reunidas, ACS, Acerinox ,Ferrovial, MásMóvil , Sabadell, Bankia, OHL y Mediaset.

Estos fondos buitres que se han localizado y están registrados como inversores bajistas, y que han apostado por el derrumbe de nuestras empresas, han sido J. Mackenzie Investments , AQR Capital Management, Marshall Wace y Citadel Investors, entre otros.
El IBEX 35 tiene una cotización actual igual que hace 25 años, lo que nos da una idea de la situación de las empresas españolas. A mi modo de ver, sólo cabe una solución, prohibir de nuevo las ventas a corto, hasta que empiece a reaccionar la economía española y que las empresas estratégicas suspendan su cotización en bolsa hasta que se produzca la recuperación de la economía española, prohibiendo la adquisición por empresas extranjeras, de acciones de nuestras empresas estratégicas.

MÁS DE 77.000 PRODUCTOS CON LA BANDERA DE ESPAÑA

1 Comentario

  1. Y el tema es que ya no son empresas estratégicas españolas, sino extranjeras, según he leído noticias, incluso barajaban llevárselas a Suiza, por su ya mayoritario accionariado, algo que nunca se debió permitir, a menos que seas un gravísimo felón por alta traición y delito criminal por deslealtad, un zote, o un psicópata que solo busca la ruina, desgracia, sufrimiento y destrucción de los demás y su éxito personal mintiendo que lo hace por lo contrario, o por todas a la vez o parte.

Comments are closed.