SIGUE LA JORNADA BURSÁTIL EN DIRECTO
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Parece mentira cómo tiene de intervenida la Justicia el gobierno de España. Es absolutamente surrealista que alguien, que ha sido ministro de Justicia, sea después Fiscal General del Estado y decida en los asuntos más graves que afectan al gobierno y a todos los españoles, como es el caso de las querellas presentadas en el Tribunal Supremo por el asunto del coronavirus.

Pero si todo esto es grave, es mucho más grave todavía el comportamiento y la actitud del Fiscal Navajas, quien también se va a ocupar del caso de Pablo Iglesias y de Dina Bousselham. Recordarán que hace tan solo unos días, Navajas tumbó todas las querellas presentadas ante el Supremo y contra el gobierno por el asunto del coronavirus y para ello usó el mismo escrito como si todas las querellas fueran iguales.

Luis Navajas Ramos, teniente Fiscal del Tribunal Supremo

Pero todavía es más grave si tenemos en cuenta que Navajas debería estar ya jubilado, puesto que tiene más de 70 años, y ha retrasado su jubilación para prestar un último servicio a la causa socialista. Y en una persona de esa edad, que ya tiene todo el pescado vendido, profesionalmente hablando, lo que más se podría esperar de él es que tuviera un mínimo de dignidad y principios. Parece que con Navajas eso es un imposible aunque viviera cuatro vidas.

El caso es que Iglesias aseguró tras ser acusado por el juez García Castellón, que el Supremo no le imputaría. Sabiendo ahora quién es el fiscal que se va a ocupar de ese asunto, no nos extraña que esté tan seguro de ello porque, demás, ya se habrá ocupado de ponerle los puntos sobre las íes.

MÁS DE 78.000 PRODUCTOS CON LA BANDERA DE ESPAÑA

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. En la fiscalia debería hacerse limpieza estilo Defenestración de Praga. Si el fiscal entiende que ahí no hay nada tendremos que convenir que como un juez que ha mandado al banquillo a dirigentes políticos diversos no puede, en uso de los mismos criterios, acertar en muchos y desacertar en uno mas, es que ha desacertado en todos y que los diversos procesos que ha iniciado deberían haber pasado por el mismo criterio y rasero de la fiscalia por el que va a pasar este. Ante un acto de violencia jurídica de este calibre el pueblo soberano no puede quedarse ni callado ni quieto, porque ese seria su fin como pueblo libre.

Comments are closed.