SIGUE LA JORNADA BURSÁTIL EN DIRECTO
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Todos sabemos que hay algunos países orgullosos de su cultura, su economía o su historia, orgullosos de lo que son y de cómo han llegado a ser lo que son, y, si me pedís un ejemplo, os citaré a los Estados Unidos de América. Da igual que tengan razón o no en las guerras, que mueran miles de soldados en guerras que ni siquiera son suyas algunas veces; ellos siempre están orgullosos de su país, de su constitución y de su bandera. Yo, sinceramente lo envidio.

Creo que debería de ser así en todos los sitios, pero ya sabéis que somos humanos y nos peleamos, así es que hay guerras, muchas veces por odio, ambición, o incluso por exceso de un pretendido patriotismo, exceso que yo llamo totalitarismo. El caso es que hay países cuyos habitantes se sienten patriotas, países en los que no, y también países en los que los habitantes no se pueden sentir de ninguna manera porque están gobernados por regímenes autoritarios (principalmente comunistas) o porque son tan pobres que sólo pueden pensar en sobrevivir.

Bien, pues un país que se sienta patriota, como USA, es un enemigo para el globalismo, porque es justo lo contrario de lo que los poderosos buscan, es decir, un gobierno mundial, supranacional, tratando de dominar al mundo, nunca podría dominar a un país patriota cuyos habitantes fueran independientes, emprendedores, acostumbrados a luchar por sus derechos y sus propiedades. Aquí entramos también con el tema de las armas; en USA se autorizaron las armas en la Constitución para que el ciudadano se pueda defender de criminales, ya sean ladrones o del propio gobierno y es curioso ver cómo los estados demócratas en USA, como California, por ejemplo, quieren limitar el uso de las armas, o como hizo Obama, que dificultaba lo más posible la obtención de la licencia de armas, y es que el globalismo nos quiere dóciles, mansos, dispuestos a seguir sus órdenes.

Aquí, amigos míos viene la sorpresa, y es que, aunque las élites intenten controlar a los países, como por ejemplo con la Unión Europea, siempre van a depender de las elecciones, claro que también pueden, y de hecho lo hacen, amañar las elecciones, pero siempre está la persona, el gobernante de turno, que puede ser menos manso que sus ciudadanos y revolverse contra el globalismo. Ya supongo que sabéis a estas alturas que el calentamiento global, los verdes, los ecologistas, las emisiones de carbono, las leyes de género, el ir en contra de la familia, a favor de la inmigración masiva, etc… son meras estrategias del globalismo para controlar a los países. Bueno, pues aquí va la gran sorpresa que os anunciaba, las élites no se pueden fiar del proceso democrático, aunque sea intervenido por ellos, y también eligen a los líderes para gobernar los países, de muchos modos, ayudando en las elecciones, engañando en las elecciones, provocando guerras, provocando eventos que provoquen desorden social, pero, claro, el país más poderoso del mundo, la primera potencia, USA, es especialmente importante, y sus habitantes son independientes, emprendedores, se defienden con sus armas legalmente, y allí no funcionaba fácilmente, así que decidieron preparar a alguien, desde casi su nacimiento, y ese alguien es Barack Hussein Obama.

¿Cómo? ¿Sorprendidos? Pues mirad, no sólo hay rumores, pequeñas evidencias, corrientes de investigación en redes sociales, sino hasta notas de prensa y es que todo cuadra a la perfección. Los registros de nacimiento, de educación, de cualquier parte de la vida del anterior presidente americano Obama están sellados, además protegidos por el mismo Obama y ya se sabe que las órdenes ejecutivas de los presidentes americanos no pueden ser derogadas así como así por el siguiente presidente (lo que pasa en España con muchas cosas como por ejemplo la educación). Pues bien, estoy preparado para deciros que creo firmemente que hay muchas pruebas que nos conducen a pensar que Barack Obama ha sido elegido, educado y preparado por las élites globalistas para ser presidente de los Estados Unidos, cosa que consiguieron con mucho dinero en campañas, exaltación de las diferencias raciales, utilización del partido demócrata y demás estrategias que supongo habréis intuido más de una vez. Y la verdad es que les salió bien, pero, ay amigo mío, el pueblo americano se levantó y eligió a un -outsider- para ser presidente, alguien que está volviendo del revés todo lo que Obama hizo durante su mandato, algo que no están dispuestos a permitir de ninguna manera (ya veis lo mal que se lo están haciendo pasar a Trump). ¿Cómo remediarlo?

Volvemos a nuestro amigo George Soros. Soros en un enamorado de la causa globalista y hay videos suyos con Hillary cuando era primera dama en algunas campañas de Haití, donde Hillary y la fundación Clinton liaron una gorda y de donde vienen muchos problemas de tráfico de niños y demás que ya hablaremos en otros capítulos. Bien, pues Soros y Hillary, después de perder, parece que decidieron dar otros 8 años a Barack Obama como un modo de continuar con la agenda globalista en USA y ya sabéis que si USA cae, todo occidente irá detrás. Pero como no es legal que Obama tenga más mandatos al haber tenido ya dos, habrían pensado en Michelle Obama, muy querida en América por el Partido Demócrata. El caso es que no podían presentarla como candidata porque parecería muy obvio y salió elegido el menos malo de los candidatos elegibles (Sanders habría perdido por excesivo radicalismo). Ese menos malo candidato es Biden, cuyo único mérito es que ha sido vicepresidente y es muy conocido, pero que tiene otra importante ventaja y es que está literalmente senil, como podéis ver, y no parece que vaya a aguantar la carrera presidencial, y mucho menos el trabajo de presidente.

¿La conclusión de este puzzle? Bien, Kamala Harris no era querida ni en su partido, así que no será presidente de USA si los demócratas lo pueden evitar, así que os puedo decir que hay muchas voces de periodistas especializados, opinadores de ambos bandos, corrientes en redes sociales, etc… que piensan que hay muchas posibilidades de que Biden se retire de la carrera presidencial, o sea retirado por enfermedad, y el partido demócrata tenga que poner a un sustituto, un sustituto que sería, ni más ni menos que Michelle Obama, lo cual es el sueño hecho realidad de Soros antes de morir y llevaría la agenda globalista mucho más lejos en USA. Quiero pensar que Trump va a conseguir ganar las elecciones a pesar de todas las trampas que le están poniendo, incluidos los 3 golpes de estado a plena luz del día que están ocurriendo ahora mismo delante de nuestras narices, incluso publicados en prensa y de los que hablaremos otro día, pero amigos, si no se dan otros eventos como el último del contagio de COVID de Trump, sus ayudantes más cercanos e importantes sanadores republicanos, (vaya casualidad, ¿no? Covid inteligente que sólo ataca a la administración Trump), creo firmemente que esos son los planes, sacar a Michelle Obama a última hora como repulsivo para que los votantes indecisos demócratas se vuelquen con ella.

¿Ella? ¿He dicho ella? Vale, ya seguiremos hablando del tema.

ENLACE DIRECTO A LA PRIMERA ENTREGA

MÁS DE 77.000 PRODUCTOS CON LA BANDERA DE ESPAÑA

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL