Ignacio Escolar Ayuntamiento de Madrid
SIGUE LA JORNADA BURSÁTIL EN DIRECTO
SÍGUENOS EN TELEGRAM

El virólogo, médico internista, periodista, economista, politólogo, inventor, tertuliano, abogado, juez y a ratos, Premio Nobel, Ignacio Escolar, ya ha dado su opinión sobre la posible imputación de Pablo Iglesias por parte del Tribunal Supremo: “No hay pruebas” contra Pablo Iglesias. El juez Manuel García Castellón ha decidido usar las “meras hipótesis” que la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional duramente desautorizó para pedir al Supremo que impute a Pablo Iglesias.

Los jueces del Tribunal Supremo ya se pueden quedar tranquilos porque Escolar, que todo lo sabe, ya ha emitido su veredicto oficial de “todólogo” y lo ha hecho sin ningún tipo de duda, sin utilizar el condicional en ningún momento. Lo hace, simplemente, porque él lo sabe ya que, sencillamente, Pablo Iglesias es de los suyos y de los que le favorecen, por lo tanto, no hay nada más que hablar.

Y da igual que con sus veredictos, Escolar se haya equivocado más que una escopeta de feria y haya utilizado la ideología siempre para llegar a sus conclusiones. La asesina de un niño estaba siendo atacada, no por matar a un niño, sino por ser mujer, negra e inmigrante. La vida de ese niño da igual, todo lo demás da igual. Lo importante es justificar todo con ideología.

Ahora va a la caza y captura de los mal llamados “negacionistas”, en lo que respecta al coronavirus, porque se lo indica su ideología. Pero antes, como su ideología le indicaba lo contrario, el “virólogo” Escolar también dictaba sentencia sobre el coronaviris: “no se trata de una epidemia zombie” y se cura con “ibuprofeno”.

Qué gran suerte dominar ese difícil arte de la “todología”. Qué gran suerte ser Ignacio Escolar y sentar cátedra de cualquier tema, siempre que se pague bien, por supuesto.

MÁS DE 77.000 PRODUCTOS CON LA BANDERA DE ESPAÑA