SIGUE LA JORNADA BURSÁTIL EN DIRECTO
SÍGUENOS EN TELEGRAM

El presidente Trump aparece en los jardines de la Casa Blanca en un acto muy solemne, con los típicos anuncios de fanfarria, y visiblemente emocionado por lo que acaba de ocurrir, que no es ni más ni menos que la nominación de la jueza Amy Coney Barrett para el Tribunal Supremo de los Estados Unidos. Con un tono solemne, casi inusual en él, con la voz tomada no sólo por la emoción, sino porque hoy ya lleva tres mítines de más de una hora de duración en el estado de Pensilvania, que va a ser una de las claves de su previsible triunfo electoral, el presidente Trump presenta a la nueva jueza del Tribunal Supremo, puesto que en USA es vitalicio. A pesar de que este presidente es claramente conservador, republicano y cristiano, empieza con unas palabras de recuerdo para Ruth Bader Ginsburg, jueza radicalmente izquierdista y pro-aborto cuyo reciente fallecimiento ha provocado este acto.

En los Estados Unidos el Tribunal Supremo actúa también como Tribunal Constitucional, algo que deberíamos de copiar en España, y tiene 9 miembros desde hace mucho tiempo, por lo que un empate es virtualmente imposible. Es la última salvaguarda de la Constitución Americana, ley de leyes que en USA respetan como en muchos otros países deberíamos de hacer, siendo el papel de los jueces del Tribunal Supremo, NO el de sucumbir a sus tendencias partidistas, sino el de defender el cumplimiento de la ley y la Constitución, según dijo la jueza Coney Barrett.

En la actualidad hay 6 jueces de tendencia conservadora y 3 de tendencia demócrata, pero uno de los jueces supuestamente conservadores, el juez Roberts ha votado casi siempre del lado de los demócratas cuando ha sido necesario, y ya se le considera casi demócrata, por lo que en el período de la fallecida jueza Bader Ginsburg, todas las resoluciones del Tribunal Supremo siempre caían del lado demócrata, lo cual era un auténtico problema en decisiones importantes sobre temas como, por ejemplo, el aborto. Con la nueva jueza no hay duda de que durante una buena temporada las decisiones del Tribunal Supremo serán de respeto por los valores cristianos, conservadores y republicanos coincidentes en su mayoría con el espíritu de la Constitución Americana.

Este es un triunfo para el presidente Trump, que ya lleva 3 nominaciones de jueces del Supremo durante su mandato, pero no sólo para él sino para la República Americana y, posiblemente, para la justicia en general, como veremos a continuación. Hay muchos rumores acerca de cómo murió el juez Scalia en febrero de 2016, juez que era la más autorizada voz conservadora en el Supremo desde 1986, y que muchos piensan que fue, digamos que, -ayudado- a dejar este mundo por partidarios de la familia Clinton, una familia política cerca de la cual parece muy peligroso trabajar ya que más de 25 personas que trabajaron en su círculo, han aparecido misteriosamente muertas.

Juez Antonin Scalia
Juez Antonin Scalia

A la familia Clinton se le llegó a atribuir alguna responsabilidad en la muerte del juez Antonin Scalia y fijaos las vueltas que da la vida, que ahora, la jueza Barrett, que fue ayudante del juez Scalia, ha sido nombrada un día 26 de octubre, que aunque no os lo creáis, es el cumpleaños de Hillary Clinton. Es sabido que la familia Clinton tiene muchos esqueletos guardados en el armario y parece que todo indica que se están poniendo todas las piezas para finalmente hacer justicia, porque no sólo son esas muertes citadas antes, sino escándalos financieros de la Fundación Clinton por ejemplo en Haití, donde se recaudaron miles de millones de dólares para ayuda humanitaria en un terremoto y se empleó una ínfima parte del dinero en ayudar realmente a la población, caso en el que tenemos otro símbolo, porque la jueza Coney Barrett tiene una familia numerosa, de 7 hijos, siendo algunos de ellos adoptados en Haití precisamente. Siguiendo con los -méritos- de los Clinton no podemos olvidar el incidente de Bengasi que ya hemos comentado en otro artículo, donde básicamente se provocó la muerte de 4 funcionarios americanos alguno de los cuales conocían sucios secretos de Hillary, o el malvado plan llamado Russian Collusion, la trama que trató de desalojar a Trump de La Casa Blanca desde casi el momento en que fue nombrado en 2017, su colaboración en la ocultación de todo el asunto de la supuesta captura y muerte de Bin Laden, que también hemos comentado anteriormente, por no hablar de los públicos rumores acerca de la implicación de la familia Clinton en todo el tema del tráfico infantil, explotación sexual, rituales en la isla de Epstein, colaboración cercana con Georges Soros desde antes de 2010 y otros muchos que seguro que me dejo en el tintero.

Este momento de la historia americana no está siendo precisamente afortunado en cuanto a la administración de justicia se refiere, y no sólo con los Clinton, sino por ejemplo en temas tan importantes como la trama de corrupción de la familia del candidato Biden, posibles influencias en altos cargos demócratas por parte de países enemigos, las múltiples  tramas falsas, engaños y corrupción que han tratado de derribar al presidente, los muy abundantes casos de trampas destinadas a influir en las elecciones a favor de los demócratas, múltiples motines falsamente atribuidos a una supuesta lucha anti-racista, acusaciones falsas a personajes cercanos a Trump como Bannon, Flynn, y otros muchos, las decisiones totalmente partidistas de alcaldes y gobernadores demócratas de mantener estados y ciudades cerrados por el COVID cuando al mismo tiempo los republicanos están abiertos con medidas de precaución y recuperando sus economías, y todo esto no parece importar a Trump demasiado, es como si tuviera un plan prefijado que se va cumpliendo a la perfección, y, si os digo la verdad, yo pienso que estamos asistiendo a un verdadero proceso consistente en DESPERTAR A LA SOCIEDAD AMERICANA, hacerles ver lo que está pasando, mostrarles hasta dónde son capaces de llegar los demócratas para conseguir mantenerse en el poder, porque si todo lo que parece que se está acercando se produjera sin la preparación adecuada, podría ser quizás demasiado traumático.

El pantano, dijo el presidente en uno de sus últimos mítines, es mucho más profundo de lo que él esperaba, y yo bien creo que más que tratar de que se produzcan arrestos o acontecimientos espectaculares antes de las elecciones, el presidente Trump está EXPONIENDO al público la maldad de muchos de los presentes acontecimientos, la parcialidad de algunos funcionarios como Wray, el actual director del FBI, Hansen, directora de la CIA, y otros varios, también está dejando en evidencia la excesiva lentitud en la aplicación de la justicia de, por ejemplo, el fiscal general Barr o el fiscal especial Durham, lentitud que parece apuntar también a su parcialidad, en definitiva, está exponiendo al público los motivos por los que tendrá que hacer una PROFUNDA LIMPIEZA en la administración americana, y todo ello ejecutado con la ley y el orden como dice su lema favorito, pero también con la suavidad necesaria para que el público tenga tiempo de asimilar el profundo cambio que muchos pensamos que este presidente va a provocar en la sociedad americana, un cambio que yo particularmente espero que influya también muy positivamente en el resto del mundo. Estoy totalmente seguro de que, además de sus logros en la presente legislatura y su éxito en la campaña electoral, esta táctica de presentar a la población la brutal corrupción que está literalmente pudriendo la sociedad americana, le va a reportar una importante victoria el 3N.

MÁS DE 75.000 PRODUCTOS CON LA BANDERA DE ESPAÑA

2 Comentarios

  1. God bless America, and his warrior Trump.
    Viva Cristo Rey !!!!!!
    Cristianos del mundo recen por Trump y por España. Amén.

  2. Como bien dice el Presidente de EEUU,un hecho histórico la elección de la jueza Corney Barret,destacada antiabortista,y un aliento para las castigadas Iglesias cristianas.Lo de la familia (Rockefeller) Clinton ya daría lugar a una serie de películas de ‘cine negro’,también la familia Biden (Hunter Biden acostado con la hija de Obama) quien violó a su propia hija,o la familia Bush implicada en un laboratorio de virus,incluso la familia Pelosi (Paul Pelosi fotos incómodas con una menor),y otras tantas evidencian que tomaron el Partido demócrata como Sede de reunión,haciendo de este partido político una especie de centro mafioso delirante de personajes extravagantes.Tanto Barret como Trump,tendrán que enfrentarse a empresas de izquierda como Google,Facebook,Twitter,etc. que con sus inmensas riquezas,planean desbaratar las elecciones para llevarlas a su terreno.

Comments are closed.