SIGUE LA JORNADA BURSÁTIL EN DIRECTO
SÍGUENOS EN TELEGRAM

A fuer de ser considerado un facha españolista y muchos istas más, debo declarar y declaro que estoy verdaderamente asustado. La memoria de los que me leen desconocen mi historia y mis experiencias. Soy un retirado del “Servicio a mi Patria”, España. En mi calidad de sanitario, he viajado a diversos países, siempre en misiones de ayuda, de apoyo y socorriendo a propios y extraños. Unas veces con la boina azul de la ONU, otras como miembro de la OTAN o de otras instancias Europeas o en cooperación con Norteamérica. Lo que me da casi cuarenta años de experiencia en: angustia, miedo, desesperación, heridas, enfermedades hambre y muerte, causadas activamente por la violencia, la envidia, la avidez de lo que pertenece a otros o avaricia; de forma mitad activa, mitad pasiva de dirigentes y líderes, que por su ideología o por sus intereses personales se les ha olvidado que su misión es proteger a su pueblo y finalmente totalmente pasiva de los integrantes de los diversos pueblos, que ignorando las señales de peligros han creído en los timadores y traidores, normalmente pagados o cegados por sus intereses, que han llevado a esos pueblos al matadero, previo paso por el infierno, como simples rebaños de borregos.

De mi paso por ciudades como Sarajevo, saque la conclusión de que sociedades culturalmente avanzadas que han sido anestesiadas por el socialismo, son fácil presa del desastre. Cuando el “amado líder” en este caso Josip Broz, «Tito», que había controlado el país con mano de hierro en guante de seda, murió el 4 de mayo de 1980, los chacales que esperaban su muerte, debidamente guiados por los intereses internacionales que hicieron presa en cada uno de sus sucesores, llevaron a la destrucción del Estado de Yugoslavia, pero eso sí lo hicieron destruyendo previamente la vida y el territorio propio. En 1980, este país estaba dentro de los no alienados uno de los de mayor renta per cápita, con una cultura personal superior a la media europea y el mejor estándar de vida de cualquiera de los países autodenominados socialistas. La población se encontraba contenta en general con su situación, pese al estricto control político existente, no faltando para ellos comodidades o buena vida. Pero quien debiera haber cogido el testigo de aquella situación, arrimo el ascua a su sardina propia y los cuatro jinetes del Apocalipsis cayeron sobre aquellas tierras y la destrucción, las violaciones, las tortura, las heridas, los asesinatos y la muerte llegaron a todos aquellos que se sentían a salvo en sus casas y confiaban en sus líderes.

Esa situación, hizo que un compañero mío dijera: “ojalá esto nunca pase en mi tierra, en ESPAÑA”. Pues, debo decir que mi compañero se equivocó en su pronóstico, aunque todavía no hemos caído en el precipicio, no hemos llegado al final del túnel, mi experiencia me dice que estamos en ello. Pues, internamente, o sea los que quieren destruir España desde dentro, apoyándose en mentiras sobre mentiras y promesas de paraísos de hidromiel, como en la Biblia, han conseguido el odio entre hermanos, primer paso de esa futura destrucción. En provincias como Guipúzcoa o Gerona, se odia y menosprecia al andaluz o al extremeño, precisamente por los que hace tres generaciones eran de esas regiones y también se olvidan de que quizá hace 1000 años fueron los originarios de allí los que repoblaron las ahora odiadas poblaciones más al sur. La propaganda de unos pocos, para conseguir el poder sobre el conjunto de la población, que tienen cerca, eso ya ha pasado varias veces y el resultado se llama Taifas y yo lo llamo “balcanización”, no es mas que un signo de caciqueo, manipulación y explotación de la población autóctona, apoyados precisamente por la tercera generación de quien desciende de quien quieren separarse y de paso explotar y destruir antes de… ademas, utilizando también para ello la destrucción de sus conciudadanos, que a las élites les importan muy poquito, esta actitud la he visto, entre otros, en Yugoslavia, el país de los Balcanes, y siempre se vuelve contra el pueblo que la promueve, arrasando a todos y cada uno de los que contemplan lo que esta pasando, porque la cosa no va con ellos, va con el pueblo, que morirá de hambre, enfermedades o violentamente, tras sufrir un infierno, todavía recuerdo las escenas de los viejos enfermos muriéndose de hambre, las mujeres prostituyéndose por comida o los hombres desmembrados por las bombas, las fosas comunes con las personas de las minorías en aquella zona o los asesinatos selectivos. ¿Quieren eso para ustedes? Pues de eso hablaba el soldado español que no quería que aquello que veía pudiese pasar en España.

Pero, no es esta la única forma de llegar a la destrucción controlada de ESPAÑA, que ahora mismo está sucediendo, como primer experimento en el primer mundo, y de toda Europa después, sino que simultáneamente se están produciendo otros métodos, pues los poderes globalistas e internacionales no pueden fallar en sus objetivos. CONTINUARÁ.

Y os lo vamos a contar aquí. En el próximo capítulo os comentaremos la invasión militar desarmada, de momento, de Europa, a través de Grecia y España. Mientras podéis ver algunas películas sobre lo sucedido en los Balcanes:

Cortos informativos.

MÁS DE 75.000 PRODUCTOS CON LA BANDERA DE ESPAÑA

Película completa

Peliculas recomendadas

Territorio Comanche”, (1996) basada en la novela de Perez Reverte. Una historia muy light de lo sucedido.

La verdad oculta”(Larysa Kondracki, 2011) Muy centrada en la investigación policial después de la guerra sobre la sistematica violacion de las mujeres, la trata de blancas o el tráfico de personas.

Guerreros” (2002) Daniel Carlparsoro. Para Carlpasoro lo mas importante es su ideología socialista y anti militarista occidental, pero no puede evitar reflejar lo que pasó. Colaboré con este director como asesor técnico sanitario en la película “Invasor”, sobre la Guerra de Irak.

Las flores de Harrison” – (Harrison’s Flowers) (2004) La interesante historia vista por los ojos de una pareja de corresponsales de guerra.

La Sombra Del Cazador” (2003) con Richard Gere, contando las secuelas que dejan los criminales de Guerra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here