monosabios
SIGUE LA JORNADA BURSÁTIL EN DIRECTO
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Los monosabios tienen su origen en los mozos de caballos o de cuadra, que asistían a los picadores antes, durante y después del festejo, ayudándoles a preparar al caballo, a montar, a reparar correas y atalajes y durante el festejo a ayudar al picador empujando al caballo cuando el toro embiste o a  levantar al caballo y al picador cuando caen, entre otras muchas otras cosas.  Y al finalizar la actuación de los picadores también los asisten retirando las monturas del caballo.

En otra época, además,  eran los encargados de rematar a los caballos heridos de muerte y despojarles de su montura.

En un principio, según recoge El Cossio, los monosabios se presentaban en los festejos de desarregladamente vestidos y desaliñados y fue hacia el año 1840 cuando el empresario de la Plaza de toros de Madrid, don Justo Hernández, les vistió y uniformó, casi con la misma vestimenta que utilizan en la actualidad.

Los monosabios son los únicos autorizados, junto a los toreros, para poder pisar el ruedo durante la lidia y conforme al Reglamento taurino se considera a los monosabios auxiliares del picador pudiendo ir provistos de una vara para el desrrollo de sus funciones.

Su nombre, viene de lejos. Y es que en 1847 llegó a Madrid una exhibición de monos al teatro Cervantes, llamados “La troupe” estaban tan bien amaestrados que el público de Madrid les llamó “monos sabios”; y como iban vestidos de forma y colores parecidos a los mozos de caballos de las Ventas, los espectadores del tendido del 5, comenzaron a llamarle Monos Sabios y con ese apodo se quedaron y continúan hasta la actualidad.

Otros parricipantes en la lidia y a los que debemos reconocer y respetar su labor, pues desarrollan una labor muy importante en la importante labor de picar al toro.

monosabios

Colgante taurino de plata Cristo de los toreros

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL