SIGUE LA JORNADA BURSÁTIL EN DIRECTO
SÍGUENOS EN TELEGRAM

El reparto de respiradores para hacer frente a la primera ola de la COVID-19 se ejecutó de forma muy desigual entre comunidades autónomas: la región más castigada por el Gobierno de Pedro Sánchez fue Madrid, la población más castigada en número de muertos y afectados por la primera oleada del coronavirus. Curiosamente, otras dos comunidades (de las cinco peor tratadas) también tienen gobiernos presididos por el PP: Galicia y Andalucía.

Son datos oficiales del Ministerio de Sanidad y que ponen de manifiesto la gestión negligente del Gobierno de Sánchez ( tiene varios frentes judiciales abiertos pese a los intentos de la Fiscalía de pararlos) durante los primeros y mortales meses de la pandemia: mientras miles de madrileños fallecían agonizando en los hospitales al carecer de respiradores, Sanidad enviaba un mayor y desproporcionado número de ellos a la Cataluña natal del ministro Salvador Illa.

Los datos no engañan: Madrid, con un 14,17% de la población total española, tan solo recibió un 10% de los respiradores repartidos por el Ejecutivo: 671, de los 6.709 aparatos distribuidos entre todas las regiones. Lo mismo le ocurría al País Vasco, que recibía un 2% de los aparatos (137), a pesar de que su población representa un 4,69% del total nacional. Precisamente, estas eran las dos comunidades más afectadas por la pandemia a principios de marzo, lo que pone aún más de manifiesto la pésima gestión gubernamental, datos que pueden implementar las querellas contra Sánchez.

También se producen desigualdades en otras autonomías –dos de ellas como el Madrid de Isabel Díaz Ayuso gobernadas por el PP– como Galicia (3,46% de respiradores frente a un 5,74% de la población), Andalucía (16% frente a un 17,89%) o las Islas Canarias (3,66% frente a un 4,58%).

Dos comunidades fueron especialmente beneficiadas por el reparto de Sanidad, la mencionada Cataluña que, con un 16,32% de la población, recibió un 18,89% del total de respiradores y con la socialista Castilla-La Mancha: la autonomía comandada por Emiliano García-Page recibió un 7,17% de respiradores frente a su porcentaje de población, 4,32%: casi 3 puntos más.

Parecido ocurre con Castilla y León, que recibió un 7,55% de los aparatos sanitarios, a pesar de que su población es un 5,10% del total. Otras comunidades con un saldo positivo son las socialistas Aragón, Navarra o La Rioja.

Pero además del criminal sectarismo en el reparto, en Madrid moría gente por no tener acceso a respiradores, la negligencia se evidencia aún más con detalles demográficos. Según Sanidad, el 69% de los casos se produjo en mayores de 50 años. La población superior a los 65 años en regiones como Cataluña (18,7%) o Castilla-La Mancha (18,9%) -comunidades con más respiradores de lo que les correspondería- se encuentra por debajo de los datos nacionales (19,1%). En cambio Galicia o País Vasco, perjudicadas en el reparto, son la tercera y la cuarta región más envejecidas del país, respectivamente.

MÁS DE 75.000 PRODUCTOS CON LA BANDERA DE ESPAÑA

Artículo publicado por ‘Periodista Digital’

2 Comentarios

  1. Pedro Sánchez va por el camino de Santiago Carrillo,con tantas muertes a sus espaldas,seguro que le hacen Doctor Honoris Causa.

  2. Lo q no puede aprender nunca un psicópata es q quien ríe el último, ríe mejor…al tiempo Sánchez. Arrieros “semos”….

Comments are closed.