SIGUE LA JORNADA BURSÁTIL EN DIRECTO
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Todos, o más bien, la inmensa mayoría de nosotros hemos tenido una vida más o menos normal y sin demasiadas alteraciones. Nunca antes nos habíamos planteado cosas raras, signos extraños o como se llaman vulgarmente, conspiranoicos. Pero de un tiempo a esta parte, desde que este ser despreciable que ocupa la Moncloa maneja nuestras vidas, todo, absolutamente todo es más que extraño y encontramos en todo extrañas circunstancias que, casuales o no, parecen extrañas señales de algo no demasiado bueno.

Las circunstancias en las que se desarrollaba cada una de nuestras vida eran, con mejor o peor suerte, algo casual que muchas veces venía marcado por un destino regido por las consecuencias de nuestro comportamiento individual.

Pero lo que está pasando en los últimos tiempos es de lo más extraño. A una sociedad en la que comprobamos que una buena parte de sus individuos parece vivir en una especie de locura colectiva, se contrapone otra parte, también grande aunque no tanto, en la que otros avisan y observan casualidades que quizás no lo son tanto. Por esos avisos muchos son considerados como una especie de locos.

Pero después de todo esto, siempre tenemos que recordar frases, siempre cargadas de sabiduría, que, a modo de consejo, decían algunos abuelos a sus nietos. ¿Alguno de ustedes ha escuchado alguna vez en su casa aquello de “los malos siempre dejan señales”? Pues vean este hilo de Twitter y saquen ustedes sus propias conclusiones.

MÁS DE 75.000 PRODUCTOS CON LA BANDERA DE ESPAÑA