¡¡ÚNETE A EL DIESTRO!! COLABORA DESDE PATREON!!
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ
SÍGUENOS EN TELEGRAM

No conseguimos entender, por muy rojo y sectario que sea, los motivos por los que un canalla como Antonio Maestre sigue apareciendo en las televisiones y mucho más si tenemos en cuenta lo mentiroso, sectario y manipulador que es. Nos resulta absolutamente incomprensible que un tipo que hace tan solo unos meses se reía de la gente que se preocupaba por el coronavirus y que ahora va de adalid y de científico con este asunto, siga teniendo cabida en la pequeña pantalla, por mucho que sea en ‘La Sexta Noche’ y con otro innombrable como Iñaki López.

Pero es que en su última aparición en ese programa ya ha llegado a límites incluso delictivos inventándose que Isabel Díaz Ayuso tiene una enfermedad mental y hablando de esa enfermedad y de la propia Presidente de la Comunidad de Madrid de esta forma. Atentos, empieza diciendo que tiene un “trastorno psiquiátrico adquirido”, añadiendo que “sus comparecencias hacen comprender que algo no va bien dentro de la presidenta. Ojos perdidos, palabras inconexas, gestos desencajados”, para terminar diagnosticando a Ayuso diciendo que se trata del “síndrome de Hibris tiene características que ayudan a diagnosticar a quien tiene esta patología. Una preocupación desmedida por la propia imagen y la estética. La confusión entre el yo y la nación”.

Y termina, el canalla este, diciendo que sufre una “pérdida de contacto con la realidad, esta característica no hace falta concretarla cuando en Madrid están muriendo a cientos y Ayuso sigue jugando al relato para ver cuánto tiempo aguanta el pulso a Sánchez” y para concluir ya delinque directamente: “desobedecer una orden ministerial que busca reducir el riesgo de contagio de un virus que ha acabado con la vida de miles de españoles es la obra culmen de una persona enferma. Porque Ayuso lo está”.

Maestre, por si alguien lo dudaba, ayer demostró en televisión que, como ser humano es exactamente igual que como periodista: un auténtico despojo.

MÁS DE 77.000 PRODUCTOS CON LA BANDERA DE ESPAÑA