SIGUE LA JORNADA BURSÁTIL EN DIRECTO
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Ayer, Pedro Sánchez protagonizó en el Congreso de los Diputados uno de esos momentos insólitos que solo él es capaz de protagonizar. La Presidente del Congreso le dio la palabra y Sánchez, ni corto ni perezoso, más simple que el mecanismo de un chupete, se dijo a sí mismo “muchas gracias, señor Sánchez”, tras dar las gracias a Batet por darle la palabra. Es decir, “su persona”, en su “mismidad”, se dio las gracias a sí mismo.

Pero no consideren esto como un error, tal y como explica Alfonso Ussía en su artículo de hoy en ‘Periodista Digital‘, el principal problema de Sánchez es que no es más que un mediocre, un pobre hombre y su ego, su enorme y enfermiza vanidad, la intenta fortalecer de esta forma. Su vanidoso y ególatra subconsciente le puede.

Y esa es la realidad del tipo de quien depende nuestro futuro. Una realidad que no para de demostrar a pesar de que, sus mediocres seguidores le intenten convertir en una especie de estadista del siglo XXI, más por estupidez que por cabeza. Y así, de esta forma nos encontramos con unas encuestas en las que Sánchez sigue saliendo como ganador de unas hipotéticas elecciones. Y la pregunta que se nos viene a la cabeza es sí esto es normal y muy probablemente haya que contestarse a uno mismo que sí, que pos desgracia en esta España es normal.

Pero aún así, la realidad es la que es. Y es la que describe Ussía a la perfección en su artículo. Una realidad que, por mucho que se intente ocultar, es absolutamente clara y demoledora para Sánchez y, por desgracia, para todos los españoles mientras alguien como él sea presidente.

MÁS DE 75.000 PRODUCTOS CON LA BANDERA DE ESPAÑA

1 Comentario

  1. Cierto día un experto en judeo-masonería me dijo: “Cuando veas que alguién- que es un tarado, un inutil, un iletrado, ocupa un lugar muy alto, del que no te puedes explicar como ha llegado- estás ante un masón”

Comments are closed.