malas
¡¡ÚNETE A EL DIESTRO!! COLABORA DESDE PATREON!!
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Sin duda, la mayoría de lectores conocen la frase que da título a mi artículo de hoy, atribuida a Julio César al cruzar el río Rubicón para acabar con el Primer Triunvirato de Roma, aunque por si hubiera alguna víctima de la LOGSE, ya sin Latín en el programa formativo, añadiré que significa “La suerte está echada” -sin marcha atrás, añado, entonces-. Y ante la situación provocada en los últimos días por este desgobierno socialcomunista, me ha venido a la memoria añadiendo el “casi”, porque mientras hay vida hay esperanza y creo sinceramente que no todo está perdido si somos capaces de reaccionar, aunque cada día queda menos tiempo. Esta nueva maniobra de falsedades y marchas atrás, con visos de abuso de poder por parte del desgobierno a través del BOE -que no debería estar para eso-, si no de ilegalidad -los jueces decidirán-, teledirigida para el perjuicio e intento de control de Madrid, ha sido respondida desde la Consejería de Sanidad de Enrique Ruíz Escudero y la de Justicia e Interior de Enrique López, ambos del Partido Popular, con un recurso, mientras los socios de Ciudadanos “pasteleaban” con los socialistas deshojando la margarita de una posible moción de censura. El mediocre Ignacio Aguado manifestó públicamente que “prefería sentar a los dos gobiernos”, es decir, lo que provocó diez días antes Mr. Postureo “Pinocho”, para la foto, después de seis cartas de la Presidencia de Isabel Díaz Ayuso pidiéndolo, con los resultados vistos. Pero ya sabemos cómo es este advenedizo naranja cuando huele poder, no duda en sacar su verdadera vena socialista por si se coloca antes del batacazo que espera en las urnas al partido veleta. La verdad es que creo que haría falta algo más que recursos para enfrentarse a los caprichos del doctor Plagio cum Fraude que cumple el ministro paracaidista Salvador Illa. Al que por cierto, en la comparecencia del miércoles por la tarde, cuando mentía sobre un consenso que nunca hubo, se le escapó esto: “…maña… -se dio cuenta y corrigió- en los próximos días, publicaremos…”. Evidentemente lo tenía más que pensado y probablemente escrito la factoría Redondo y el jueves amaneció el BOE con la norma que, curiosamente, los consejeros de Sanidad de su cuerda, como dijo esa misma mañana la de Valencia, la socialista Ana Barceló, creo que en la SER -medio amigo-, lo recibieron la noche anterior, algo que no ocurrió con sus colegas de comunidades de distinto color.

Conviene recordar lo que Pedro Sánchez decía a Pablo Casado en el Congreso de los “disputados”, cuando éste le recriminaba la prolongación del estado de alarma después de haberle apoyado los dos primeros plazos y le argumentaba que había “suficiente legislación para regular la movilidad” sin recurrir a la solución extrema del confinamiento general: “No hay plan B, Sr. Casado, para limitar la libertad de circulación” y se recreaba después: “No existe alternativa jurídica al estado de alarma, dice la Abogacía del Estado”, está claro que se refería a la “abogacía Sánchez” en que ha quedado esa parte del prestigioso cuerpo, plegada a los deseos del que los pone o los quita de la jefatura según respiren. Parece que sí había plan B, e incluso C si le hubiera convenido para sus espurios intereses, como demuestra esa Orden ministerial “de obligado cumplimiento” en horas 48, qué entró en vigor a las 22:00 del pasado viernes y que parece “lesionar los derechos fundamentales de libre circulación y reunión”. Al menos así lo ve el abogado particular Francisco Nicolau, que ha interpuesto un recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional, solicitando como medida cautelarísima -el recurso de la Comunidad de Madrid las pide cautelares- “la suspensión inmediata de las restricciones impuestas” -nunca mejor empleado el término-.

Pero el desgobierno había decidido que era “recomendable -objetivo principal para ellos, sin duda- cerrar Madrid”, a lo que la siempre despierta capacidad de respuesta imaginativa española respondía en las redes sociales que “la mayoría de los españoles recomiendan cerrar el gobierno”. Y, como antes decía, no es que el desgobierno recomiende cerrar Madrid, sino que ya tenía decidido cerrarla y para ello se saca de la manga una norma ad hoc para ello, que ya tenía preconcebida por orden de Sánchez para perjudicar exclusivamente a Madrid, en base a una proporción de más de 500 contagios por 100.000 habitantes, un número de positivos superior al 10% sobre las PCR realizadas y un nivel de ocupación de UCI superior al 35% que, curiosamente, sólo afecta a Madrid capital y otros nueve municipios de su provincia. Objetivo cumplido a falta de respuesta judicial y un apretón de cuello más a la economía madrileña y a su población que, ahora sí, puede usar en propiedad el término de “presos políticos” del socialcomunismo, mientras el “carcelero perimetral” -un apelativo más que le aplica- se nos va ayer al Foro La Toja en Galicia.

Ayer también, el diario La Razón publicaba que “el Hospital de La Princesa cerraba su planta COVID y el Ramón y Cajal lo hará la próxima semana ante la disminución de contagios, algo que no vi recogido en las basuras informativas televisivas subvencionadas, auténticas “Ventanas de Overton” para “llevar el ascua a la sardina” del que maneja los hilos. Como tampoco he escuchado nada en esos medios “plurales” respecto a la noticia dada por una televisión sueca afirmando que el 98% de los fallecidos en Suecia murieron por causas diferentes al Covid 19 ni a que en Alemania se ha producido “la tercera muerte infantil a causa del uso de las mascarillas”.

Definitivamente, “España es diferente”, como dijera Manuel Fraga en los años 60 y como prueba lo que deja un inspirado usuario en las redes sociales: “Imaginad que le tenéis que explicar a un extranjero que la Fiscal General del Estado es exministra de Justicia -del partido que gobierna, añado- y sale con un exjuez expulsado por prevaricar, ahora abogado de narcos, amigo de un excomisario corrupto que espiaba para todos y sacaba ‘información por vía vaginal’. Que la Presidenta del Congreso es la novia del ministro de justicia y que el de Asuntos Sociales y vicepresidente segundo es el de la Ministra de ‘Igual-da’, ese al que le llegó la tarjeta de móvil de una dirigente del partido, supuestamente robada por el excomisario corrupto y que contenía fotos íntimas de ambos y que él, protector de mujeres desvalidas, se quedó para evitar presionarla, destruyendo supuestamente el contenido y montándole después un periódico. Que el Presidente que copió su tesis doctoral enchufó a su hermano en un cargo del que ya se ha cogido un año de excedencia. Que la mujer del presidente preside un instituto hecho para ella y cuyo salario está clasificado como secreto de Estado. Que estamos gestionando una crisis sanitaria bajo directrices de un comité de expertos científicos que no existe, y todo ello sin reíros y sentir una profunda vergüenza”. Pero como decía George Orwell: “Un pueblo que elige corruptos, impostores, ladrones y traidores -cabrían algunos calificativos más de ese jaez-, no es víctima, es cómplice”. Y eso es lo que unos por acción -izquierda y nacionalismos- y bastantes por interés personal y oportunismo -los verdes repescados desde Moncloa del ostracismo absoluto, en la segunda mitad de 2018, y la veleta naranja-, prestándose al juego del 1+1+1 y las “tres derechas” diseñados por el “mercenario circular”, han propiciado, no sin ayuda de anteriores inquilinos del palacio presidencial de la carretera de La Coruña -a ver si se enteran los “periolistas” de informativos nacionales de cómo se dice en Español- y de la siembra de 1978 debidamente abonada y regada durante 42 años.

Y seguimos a la espera de que la Mesa del Congreso ponga fecha a la defensa y debate de la moción de censura de VOX, que alentaba hace unos días el propio censurado Falconeti, convencido de que será el único que gane, y a cuyo portavoz, Iván Espinosa de los Monteros, como a Illa “maravilla”, le traicionó también el subconsciente cuando dijo: “La moción de censura que ha presentado VOX contra el Partido Popular, cuyo resultado todavía no conocemos”. Corrigió después, pero así lo dijo.

Termino, remitiendo al último párrafo de mi artículo del jueves con la reflexión que le dedicaba al Rey Felipe VI y al líder de la Oposición que, ante la ausencia de movimientos claros en la línea que les decía, mantengo. O reaccionamos desde la calle y uno de los dos, o mejor aún los dos juntos, moviliza a la Sociedad Civil, o el reproducido frente popular 2020 nos termina de hundir, si no provoca antes la repetición de la Historia después de un mucho mayor daño social y económico del ya palpable.

TODOS LOS RELOJES CON LA BANDERA DE ESPAÑA

1 Comentario

  1. Es lo que tenemos, D. Antonio, y con ser sumamente malo, muchos españoles no acaban de verlo y seguirán votando con las vísceras en lugar que con la razón y el bolsillo, no ya propio, si no el de la nación.
    Me encantó la exposición que hace del inspirado tuitero que hace una imagen calcada de lo que es el socialismo en España, en general, y el gobierno en general. Como dijo Mahatma Gandhi, “Si hay un Idiota en el Poder es porque quienes lo eligieron están bien representados».

Comments are closed.