¡¡ÚNETE A EL DIESTRO!! COLABORA DESDE PATREON!!
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Que en este mundo hay cada vez más seres con dos patas y orejas que se hacen llamar personas y que no son más que desechos humanos es una evidencia cada vez mayor. Gente, elementos cuyo único interés es e dinero por encima de todo, aún de lo más sagrado. Y eso es lo que ha demostrado una mujer llamada Fernanda.

Esta chilena, hija menor de Adriana Lobos, una mujer chilena de 88 años residente en Linares (Chile), engaño a su propia madre para obtener en exclusiva los derechos de la casa de su madre y acabó echando a esta a la calle dejándola abandonada y sin techo en el que vivir. Por suerte, Adriana solo permaneció durante una hora en la calle ya que una vecina que la reconoció la acogió en su propia casa.

Ahora es la hija mayor de Adriana, Alejandra, la que ha iniciado las acciones legales contra su hermana tras declarar que “creíamos que todo estaba bien, pero ahora nos enteramos que en diciembre de 2019, ella (Fernanda) engañó a mi madre para que le diera los derechos de la casa, quedando a su nombre”.

Alejandra fue alertada por los propios vecinos de su madre tal y como ha declarado al medio “Linares en Línea“. “la situación se agravó tras la denuncia de los vecinos que me indicaron que mi madre había sido desalojada de su casa y literalmente, dejada en la calle”.

Es alucinante lo que podemos ver por todas partes. Demasiada gente sin principios y con un afán enfermizo por sacar beneficio económico de todo, aunque sea a costa de dejar en la calle a su propia madre anciana.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL