¡¡ÚNETE A EL DIESTRO!! COLABORA DESDE PATREON!!
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ
SÍGUENOS EN TELEGRAM

La verdad es que es llamativo el cada vez mayor número de depredadores sexuales de menores con el que nos encontramos por el mundo. O eso, o es que cada vez se consigue atrapar a más gente de este tipo.

Este es el caso de lo sucedido en un Cracker Barrel del área de Duncan, donde Douglas Lane, de Charlotte, Carolina del Norte, de 53 años fue sorprendido espiando debajo de un baño en el que se encontraba una niña de 15 años, tal y como informa ‘Infowars‘. La niña se dio cuenta porque notó que algo se “movía debajo de sus pies” y “se dio cuenta de que era la cabeza de un hombre que venía del baño de al lado”.

La niña salió rápidamente del baño, en el que se encontraban otras niñas más puesto que iban a participar en un torneo de fútbol, y se lo contó a su padre quien avisó a otros padres y a una empleada del local para que les abriera la puerta del baño donde se encontraba el individuo. El padre de la niña se enfrentó al delincuente, quien poco después salió huyendo con la nariz ensangrentada, imaginen por qué. Pero su huida no duró mucho puesto que otros padres salieron detrás de él y consiguieron atraparle para, poco después, ponerle en manos de las autoridades.

Tras ser detenido, se comprobó que Lane aparecía en los registros estatales acusado de delitos similares en el estado de Carolina del Norte en 2004, cuando fue condenado por asomarse a escondidas a una habitación del condado de Mecklenburg. En ese caso, el expediente muestra que sus víctimas tenían 8 y 9 años. Cuatro años después, en el mismo condado, Lane fue condenado por espiar en secreto en una habitación ocupada por una chica de poco más de 18 años.

Lo dicho, demasiados casos de estos van apareciendo por el mundo y en muchos de ellos, estén seguros, no consigue detenerse al delincuente. Hay que tener mucho cuidado con la protección de nuestros hijos.

MÁS DE 78.000 PRODUCTOS CON LA BANDERA DE ESPAÑA

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL