¡¡ÚNETE A EL DIESTRO!! COLABORA DESDE PATREON!!
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Los Laócratas hemos recurrido las Resoluciones de las  CCAA y las dos ciudades Autónomas sobre la base de las  siguientes consideraciones y fundamentos jurídicos; y solicitamos MEDIDAS CAUTELARES. Ya han sido admitidas a  trámite en las Comunidades Autónomas de: Extremadura,  Aragón, Galicia, Asturias, Navarra.  

Las resoluciones impugnadas vulneran los artículos 3,  42 y 43 del Reglamento Internacional Sanitario del año  2005, del que España es parte, con las medidas  sanitarias establecidas por la Organización Mundial de  la Salud, así como vulnerando el artículo 6 del Real  Decreto Ley 21/20 de 9 de Junio al imponer medidas más  restrictivas, invasivas e ineficaces a la población sana 

que son contravenidas concretamente en los siguientes  artículos y que no tenemos obligación legal de soportar: 

-VULNERACIÓN DE LA JERARQUIA NORMATIVA: 

Las resoluciones de las Consejerías dentro de la  jerarquía normativa ocupa el más ínfimo escalón de la  misma, tiene naturaleza reglamentaria, bajo unas  competencias constitucionales y estatutarias de  ejecución y desarrollo de una normativa básica de  carácter superior; infringe, contradice y vulnera las  medidas sanitarias de la Organización Mundial de la  Salud vía Reglamento Internacional Sanitario, infringe, contradice y vulnera las medidas sanitarias del Gobierno  de España vía Real Decreto Ley 21/20; infringe,  contradice y vulnera los Derechos Fundamentales y  Libertades Públicas garantizados en la Constitución  Española y los Tratados Internacionales; y sobre todo  al exigir y establecer como obligatorio el uso  continuado y prolongado de mascarillas para toda la  población sana de más de 6 años independientemente de  la distancia física en espacios públicos y privados de  concurrencia pública están poniendo en grave riesgo la  salud física y psíquica de la población sana,  especialmente la más vulnerable nuestros mayores y  nuestros niños, que estando sanos y no estando exentos  para el uso de la mascarilla se les imponen medidas que  más restrictivas, invasivas e intrusivas que no tenemos  obligación de soportar  

-EL USO OBLIGATORIO EN TODO CASO INDEPENDIENTEMENTE DE  LA DISTANCIA DE 1,5M EN PERSONAS SANAS PONE EN GRAVE  RIESGO LA SALUD FÍSICA Y PSICOLÓGICA DE LAS MISMAS: 

-DICTAMEN PERICIAL SOBRE SALUD FÍSICA: 

Hemos aportado: DICTAMEN PERICIAL REDACTADO POR Dª  NATALIA PREGO CANCELO: Médico Especialista en Medicina  Familiar y Comunitaria; estableciendo las siguiente  conclusiones en su punto final: 

«11.-CONCLUSIONES: 

CONCLUSIÓN PRIMERA: Por tanto, se puede y se debe concluir que no existe ninguna  evidencia científica de calidad que avale que el uso de mascarillas reduzca el riesgo de  contraer enfermedades respiratorias que se transmiten por gotitas respiratorias de  diferentes tamaños (12). 

A día de hoy, no hay pruebas directas (es decir, provenientes de estudios sobreCOVID19  y en personas sanas de la comunidad) acerca de la eficacia del uso generalizado de la  mascarilla. (11). 

No hay pruebas concluyentes y debido a esa falta de pruebas dado que la transmisión  del SARS-CoV-2 se realiza por partículas de tamaños diferentes, desde nanómetros hasta  micrómetros, el virus tiene unos 100 nm (0,1 μm) de tamaño. Como el tamaño promedio  del poro de las mascarillas es de 0,3 μm, estas no pueden bloquear la penetración de  partículas de SARS-CoV-2 de tamaños menores a 0,3 μm. 

CONCLUSIÓN SEGUNDA

La OMS, en sus recomendaciones sobre el uso de mascarillas en el contexto de la covid 19, del 5 de junio del 2020, como orientaciones provisionales, destaca que «a fecha de  hoy no se conocen estudios en los que se hayan investigado la eficacia y los posibles  efectos secundarios del uso general o continuo específico de mascarillas por los  trabajadores de salud para prevenir la transmisión del SARS COV 2» (11). 

Así como expone y afirma que «no hay pruebas directas provenientes de estudios sobre  la covid-19 en personas sanas de la comunidad para prevenir la infección por virus  respiratorios, en particular el causante de la covid-19» (11). 

Hasta el momento, el uso generalizado de mascarillas por las personas sanas en la  comunidad no se apoya en datos de investigación de buena calidad o directos y, por ello,  conviene sopesar los riesgos y beneficios. (11) 

OMS: «descripción de inconvenientes probables del uso de mascarillas por personas  sanas del público general» (11) 

  1. Posible aumento de la contaminación de la mascarilla por el usuario debido a la  manipulación de ésta, seguida del tocamiento de los ojos con las manos  contaminadas(11) 
  2. Posibilidad de contaminación que puede ocurrir si el usuario no cambia una  mascarilla que se ha humedecido o ensuciado. Esto puede crear condiciones  favorables para la multiplicación de microorganismos (11) 
  3. Posibilidad de dolor de cabeza o dificultades para respirar (11) 
  4. Posible aparición de lesiones cutáneas de la cara, dermatitis irritativa o  empeoramiento del acné, cuando las mascarillas se usan durante muchas horas  (11) 
  5. Dificultades para comunicarse claramente (11) 
  6. Posible incomodidad (11) 
  7. Probables problemas de eliminación de desechos. La eliminación incorrecta de  las mascarillas puede aumentar la basura en lugares públicos y aumentar el  riesgo de contaminación de los trabajadores que limpian las calles y el peligro  ambiental (11) 
  8. Dificultades de comunicación para los sordos que dependen de la lectura de los  labios (11) 
  9. Inconvenientes o dificultades para llevar las mascarillas, especialmente para los  niños, personas con trastornos del desarrollo o con trastornos mentales y  personas mayores con deterioro cognoscitivo (11) 
  10. Dificultades, también, para las personas que padecen asma o problemas  respiratorios crónicos (11) 
  11. Dificultades para las personas que han sufrido traumatismos faciales o recién  sometidos a operaciones de la boca y maxilofaciales (11) 
  12. Dificultades para quienes viven en climas cálidos y húmedos (11). 

Y por tanto las medidas sanitarias establecidas para el uso de la mascarilla en España  son más o restrictivas e invasivas que las establecidas por la OMS y por tanto obligadas por el Reglamento Internacional Sanitario de obligado cumplimiento en España por ser parte. 

CONCLUSIÓN TERCERA: 

El uso frecuente y prolongado de mascarillas dificulta en la persona portadora de las mismas el proceso respiratorio normal y puede poner en riesgo la salud física y/o mental de las personas sanas en los siguientes términos: 

A nivel pulmonar: Cuando utilizamos una mascarilla impedimos la incorporación  de oxígeno que la persona necesita en el proceso de inspiración, reinhalando, por parte  de la propia persona, parte del producto de desecho que se elimina en la espiración en  forma de dióxido de carbono, al dificultar su liberación por efecto barrera de la  mascarilla (2) 

Esto provoca una baja concentración de oxígeno arterial, lo que produce hipoxia (1) y  una alta concentración de dióxido de carbono (2), produciendo hipercapnia y,  consecuentemente, cuadros clínicos de cefaleas (6 y 13) y cansancio (2). 

Por tanto, cuando existe un aporte disminuido de oxígeno a las células por el uso  frecuente y prolongado de las mascarillas, o sea, hipoxia, se ponen en marcha una serie  de cambios fisiológicos en el organismo, que intentan devolver el equilibrio, es decir,  restablecer los niveles de oxígeno de la sangre arterial (9). 

De forma automática tiene lugar un aumento de la ventilación (hiperventilación) que se  debe a la estimulación que la hipoxia produce en los quimiorreceptores periféricos  (carotideos, principalmente), aumentando el sistema nervioso simpático (9) y  provocando un aumento de frecuencia cardíaca (5), tanto en reposo como en situaciones  de actividad física y esfuerzo físico, con el objetivo de favorecer el aumento del flujo  sanguíneo hacia los tejidos (5 y 9) 

Este aumento del sistema nervioso simpático potencia la liberación de catecolaminas,  entre las cuales se encuentra el cortisol que inhibe el sistema inmunitario, disminuyendo  el sistema defensivo del ser humano, factor que, junto con la posible reutilización de las  mascarillas, puede producir enfermedades infecciosas. 

A nivel cerebral, la disminución del suministro de oxígeno provoca una hipoxia  cerebral, que, junto con la hipercapnia, puede producir dificultad en la actividad mental  (2), deterioro cognitivo (2), falta de atención y concentración (2), disminución de la  coordinación motora (2) y una reducción de las habilidades motoras finas (2). Por la gran sensibilidad que tienen las células cerebrales a la disminución del aporte de  oxígeno, la hipoxia podría producir isquemia cerebral. 

El aumento de frecuencia cardíaca produce taquicardia que puede provocar dificultad  respiratoria, mareo, debilidad, palpitaciones y confusión mental. 

A nivel cardíaco, la hipoxia podría provocar afectación en el miocardio por un  aumento de la frecuencia cardíaca compensatoria. 

A nivel respiratorio se produce una hiperventilación (2), o sea, una respiración  rápida y profunda. 

El aumento de ventilación por minuto provoca un síndrome de hiperventilación que  puede producir confusión, debilidad, y lipotimia, principalmente cuando la persona está  en un contexto de deshidratación por el aumento de la temperatura ambiental, situación  propia del calor en meses de primavera y verano, que provoca eliminación de agua  corporal a través de la sudoración. 

A nivel muscular, la hipoxia por uso prolongado y frecuente de mascarillas podría  provocar también pérdida de masa muscular. 

A nivel dermatológico se pueden producir, por el uso prolongado y frecuente de  mascarillas, alteraciones de la microcirculación cutánea (2) como eritemas, inflamación  de la epidermis provocando dermatitis de contacto por irritación de las sustancias  químicas propias de las mascarillas, así como alergias cutáneas, por rechazo de tales  sustancias, y agravamiento de patologías cutáneas faciales ya existentes. 

A nivel nasal, el uso de mascarillas de forma cotidiana y frecuente también puede  provocar rinitis, así como a nivel oral podría producirse cuadros de sequedad bucal e  infecciones fúngicas por un aumento de la temperatura ambiente, o sea del calor, y de  la humedad en el compartimento estanco que se genera entre la boca y la mascarilla  (15). 

Por último, mencionar que el uso de las mascarillas también puede provocar problemas de ansiedad por sensación de ahogo, principalmente en población vulnerable, como los niños y adolescentes.» 

-DICTAMEN PERICIAL SALUD PSICOLÓGICA: 

DICTAMEN PERICIAL REDACTADO POR PSICÓLOGA COLEGIADA:  estableciendo la siguiente valoración de riegos que hace  referencia a la infancia aunque es de aplicación a toda  la población sana: 

«Valoración y análisis de riesgos. 

El uso obligatorio de la mascarilla a partir de los 6 años que como consecuencia de la  epidemia del Covid 19 se está imponiendo en España por parte de las autoridades tiene  repercusiones a nivel psicológico en la infancia que en este informe paso a exponer: 

Miedo al fracaso y frustración de sus expectativas de éxito: La obligatoriedad del  uso permanente en tiempo y forma de mascarilla, para cumplir las expectativas  de los adultos, es una demanda demasiado ambiciosa a la que muchos niños no  pueden responder exitosamente generando una sensación de fracaso y de falta  de responsabilidad personal.  

Sentimiento de culpa: El deseo de complacer a sus profesores y padres y cumplir  con la norma impuesta va en contradicción con su naturaleza espontánea y  expresiva, que se ve limitada por el uso de la mascarilla, generando un  sentimiento que puede introyectarse como culpa influyendo en su autoestima y  seguridad personal. 

Dificulta su comunicación interpersonal: Como es obvio, la comunicación  interpersonal y expresiva se ve limitada en una etapa en la que el desarrollo  relacional y social es de vital importancia para su sociabilización e integración en  comunidad. 

Miedo a la crítica: Es una vivencia presente que los niños experimentan a diario  si no se adaptan a la nueva norma. 

Miedo al contacto social: La mascarilla recuerda la distancia obligatoria y el  riesgo que conlleva una cercanía física con otras personas generando un miedo  al contacto social. 

Generalización de miedos a otros ámbitos de su vida cotidiana: La sensación de  falta de seguridad y vulnerabilidad que conlleva el recordatorio permanente del  uso de la mascarilla y de lo que implica hace que se produzca en el niño una  falta de seguridad personal que se manifiesta en muchos de ellos en una  ampliación de miedos en otros ámbitos de su cotidianidad dificultando su  desarrollo psicomotriz y sensación de confianza vital. 

Aislamiento social: Dada la dificultad que supone para ellos cumplir esta  demanda sin sufrir críticas, tanto por parte de los adultos que para ellos son  referentes como de otros niños en algunos casos, el aislamiento social es una  consecuencia esperada en muchos casos ante esta situación. 

Aumento del nivel de tensión impidiendo su derecho a relajarse: El estrés que  conlleva esta demanda, que excede a sus capacidades personales, genera una  carga añadida de tensión y estrés que puede afectar a capacidad de  concentración, atención y creatividad, rendimiento escolar y descanso nocturno. 

Limita su expresión emocional: La incomodidad que supone expresarse con  mascarilla limita la expresión de sus emociones pudiendo influir en la no  canalización adecuada de las mismas y en un aumento de tensión o de  agresividad. 

Deteriora sus relaciones sociales: Al no poder comunicarse sin obstáculos  físicos, expresar con sus gestos sus emociones, alegría, miedo, sorpresa…sus  relaciones pierden significado, pues el otro pasa a ser menos receptivo en la interacción establecida y se corre el riesgo de que se disminuya el interés en la  relación con otros fomentándose el aislamiento. 

Limita su capacidad de expresión corporal y su espontaneidad natural: La  incomodidad que supone para su cuerpo estar pendiente de que no se caiga la  mascarilla y el impedimento que supone respirar libremente con ella conlleva a  una reducción de su movilidad física y corporal que puede llegar a afectar al  desarrollo de su psicomotricidad. 

Disminución de la autoestima significativa: El no poder recibir un feedback  gestual y expresivo en sus relaciones cuando interacciona con otros niños  disminuye la autoestima que se configura cuando el otro da significado a  nuestros comportamientos y comunicaciones haciéndonos sentir válidos y  subrayando su interés por nosotros. 

Aumento de miedos y perdida de seguridad personal: El tener permanentemente  presente, a través de la presencia en su rostro de la mascarilla, la presencia de  la amenaza de muerte y su responsabilidad como posible portador de la misma,  acentúa y condiciona su momento presente impidiendo conectarse con los  valores que el amor y la confianza aportan a su desarrollo. 

Vivencia de incoherencia entre sus valores y la expresión actual de los mismos:  Valores como la amabilidad que se expresa al sonreír, el compartir, la cercanía  están siendo cercenados en la situación actual que están viviendo y la mascarilla  contribuye con su presencia a acentuar esta incongruencia.» 

«…Por todo lo expuesto y velando por la protección, la seguridad y el desarrollo  integral de la infancia desaconsejo el uso de la mascarilla por las graves  consecuencias que puede tener en su desarrollo psicológico, físico y social.» 

Por todo lo anterior al exigir y establecer como  obligatorio el uso continuado y prolongado de  mascarillas para toda la población sana de más de 6 años  independientemente de la distancia física en espacios  públicos y privados de concurrencia pública están  poniendo en grave riesgo la salud física y psíquica de  la población sana, especialmente la más vulnerable  nuestros mayores y nuestros niños, que estando sanos y  no estando exentos para el uso de la mascarilla se les  imponen medidas que más restrictivas, invasivas e  intrusivas que no tenemos obligación de soportar  

Por la grave situación de riesgo descritas en las dos  periciales anteriores para la salud físico-mental le corresponde a la Administración demostrar que no ponen  en riesgo la salud de las personas ante ello, por ello  los Laócratas hemos solicitado medidas cautelares para  la suspensión y posterior anulación de las ordenes o  resoluciones de las CCAA y de las dos ciudades autónomas en los términos objeto de impugnación, así como  cualquier acto o disposición posterior en ejecución de  las mismas.  

– DESPROPORCIONADA E INJUSTIFICADA: LOS DATOS OFICIALES  A 7 DE SEPTIEMBRE EN TODA ESPAÑA EN LAS UCIs POR LA  COVID-19 DE LOS ÚLTIMOS 7 DÍAS HA SIDO: 161. 

No es proporcional ni está justificado desde ninguna  lógica que toda la población sana mayor de 6 años sea  puesta en grave riesgo su salud físico-psíquica por  tener que llevar mascarilla independientemente de la  distancia de 1.5 metros salvo las excepciones legales,  en lugares públicos o privados abiertos al público con  una mascarilla habiendo una cifra tan baja de 

ingresados en las unidades de cuidados intensivos de  los hospitales que hay en dicha Comunidad Autónoma en  los últimos 7 días no se justifica desde ninguna lógica,  ni es proporcionada. Más aún tampoco tiene ningún  sentido que nuestros niños tengan que estar seis horas  lectivas en los colegios con mascarillas puestas que no  tienen ninguna preparación en prevención de riesgos.

MÁS DE 77.000 PRODUCTOS CON LA BANDERA DE ESPAÑA

2 Comentarios

  1. Con todo respeto, ¿pero quiénes son los LAÓCRATAS…?
    Creo deberían empezar “presentándose en sociedad”.

  2. Me cuestiono si este texto tan completo lo lee Illa y Simón,me parece que leen otras cosas,o quizás no leen nada.En Suecia no usaron mascarillas y fallecieron menos personas que en España,que además de obligar al uso de mascarillas tuvo un porcentaje mallor de muertes que otros países,es decir que da lo mismo si la llevas o no,por qué de nada sirve.
    Los profesionales de biolaboratorios llevan una protección diferente si realmente quieren protegerse de virus.En resumen que las medidas del gobierno han sido desproporcionadas,desde el confinamiento,hasta las máscarillas,que la gente usa para que no les denuncien y no por voluntad.Recuerdan las manifestaciones de los sociatas pidiendo desobediencia al PP…entonces la culpa no es del gobierno,sino de los españoles por no habernos unido todos y manifestarnos para desobedecer estás absurdas medidas,que aunque legales carecen de ética legal.

Comments are closed.