¡¡ÚNETE A EL DIESTRO!! COLABORA DESDE PATREON!!
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Los que llevamos años escribiendo blogs y difundiendo nuestras publicaciones por las redes sociales nos íbamos, poco a poco, conociendo entre todos nosotros. Así comenzamos casi todos, en mi caso con el blog ‘Diario de un Superviviente Arruinado‘. Y así nos fuimos encontrando, sobre todo los que, como era mi caso, pretendíamos difundir patriotismo y una forma diferente de ver España, muy alejada de la que se nos lleva intentando imponer desde hace décadas con esta dictadura progre del pensamiento único que todavía sufrimos y que espero acabe cuanto antes.

Como comprenderán, con nuestra ideología y con nuestra forma de ver las cosas el círculo de blogs y de compañeros que escribían esos blogs se reducía bastante. Nos leíamos los unos a los otros, sobre todo, en la desaparecida red social de Google, en Google+, y era allí donde el círculo se iba estrechando y donde los “blogueros” pasábamos de ser simples compañeros a entablar amistades virtuales a través de los comentarios que nos íbamos haciendo unos a otros en nuestros blogs. Fue en Google+ donde descubrí a José Luis de Valero y donde pasé a ser un seguidor habitual de su blog ‘Desde el Infierno‘.

Los artículos de José Luis siempre eran valientes, agudos, ingeniosos, divertidos e incluso muchas veces sarcásticos. Unas veces escribía de política y otras nos contaba historias basadas en personajes inventados que siempre tenían unos nombres muy divertidos, como lo eran los de su último artículo titulado “Nos han engañado miserablemente” del pasado 13 de abril de 2020. En él, a modo de despedida definitiva, nos contaba su visión del coronavirus y agradecía a “San Fructífero Prepucio y a San Cojonciano Mártir” que le estuvieran protegiendo del virus y del gobierno.

José Luis publicaba también vídeos. Y fue por un vídeo en el que denunciaba a un juez que había condenado a un hombre en Cataluña por gritar “¡Viva la Guardia Civil!” por lo que se encontró, en 2016, con una condena injusta que le llevó a pasar 135 días de cárcel. Su valentía le costó la cárcel puesto que dijo de ese juez todo lo que pensaba ante una sentencia completamente injusta.

Ayer mismo me enteraba, bastantes días más tarde, que José Luis no había conseguido superar un cáncer. Su sobrino publicaba un artículo el pasado 21 de agosto en el que nos contaba que su tío había fallecido y nos lo contaba de esta forma: “Quería agradecer a [email protected] las personas que formáis parte de amigos de facebook y blogger y apoyo incondicional a mi tío , ya que el no estará con nosotros debido a no superar un cáncer, os doy las gracias a todos y a todas esas personas, que le queríais amigos,familia.
Diré como el decía: esto no es un adiós es un hasta luego…”

Y con la tristeza que produce enterarse de una noticia como esta, me viene un deseo a la cabeza que, en estos tiempos tan duros que vivimos, es más necesario que nunca: ojalá el ejemplo de una persona noble, valiente, luchadora y patriota como José Luis de Valero se contagie entre todos los españoles. Lean sus artículos y vean sus vídeos, así entenderán a qué me refiero.

Descansa en Paz, José Luis y ¡Viva la Guardia Civil!