¡¡ÚNETE A EL DIESTRO!! COLABORA DESDE PATREON!!
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Pablo Iglesias es el típico bocazas que todos hemos visto alguna vez a lo largo de nuestra vida que se ponía muy chulo de boquilla y que después, a la hora de la verdad, acababa diciendo aquello de “para chulo yo y para pegarse mi padre”.

Y hoy ha actuado en el Congreso de los Diputados de la misma forma, en plan bocazas que acaba viniéndose abajo. Por un lado se enfrentaba a Macarena Olona diciéndole aquello de que a Vox le faltaba “agallas” para aquello que decían de “pegar una patada en el culo” a los okupas. Y Olona le respondió que eso siempre lo hacían a través de los tribunales y que si lo dudaba, se lo preguntara a sus amigos separatistas. Toma Lacasitos.

Pero después llegó el momento en el que le tocó aclarar ante una pregunta de Espinosa de los Monteros aquello de que la oposición nunca más volvería a pisar el “Consejo de Ministros”. E Iglesias, el chulo, se volvió a venir abajo puesto que tuvo que acabar diciendo que no se trataba de una amenaza, sino de un augurio.

El caso es que a Iglesias, que no es más que un tirillas cobarde -observen su mano metida en el bolsillo mientras habla- se volvió a venir abajo puesto que no es más que un pobre mequetrefe que, a la hora de la verdad, se esconde detrás de sus seguidores. Un pobre infeliz que va s sufrir una caída tan dura, como rápido fue su ascenso.

MÁS DE 78.000 PRODUCTOS CON LA BANDERA DE ESPAÑA

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL