moño
¡¡ÚNETE A EL DIESTRO!! COLABORA DESDE PATREON!!
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ
SÍGUENOS EN TELEGRAM

El miedo nos hace a veces ser sumisos en todos los quehaceres de la vida y la política no iba a ser sospechosa de serlo. Hay quien dice que la política es para los políticos, el que dijo esto estaba equivocado. ¿Qué son los políticos para diferenciase de los demás humanos? Somos los votantes los que les hemos puesto ahí. Y ellos en su creencia y condición connatural, egocentrista y si se me apura, a veces petulantes y, si encima los demás mortales les tenemos en un pedestal, esta plataforma es de légamo, se va desmoronando en cuanto se suben en ese podio del olimpo, sin saber que son dioses divinizados por el propio público hambriento de moral e inexistente conocimiento.

En política se suele recurrir a la maldita hemeroteca casi a diario, pero el caso del líder de Podemos roza el absurdo y le aboca a una rendición de cuentas que puede ser letal para su figura y su partido. (Manuel José De la Torre Medina). Tribuna Joven es un blog donde estudiantes universitarios exponen sus inquietudes en cuanto a la política cultural y moral, siempre en sentido de buscar la verdad. Este joven estudiante le da título que dice: Un callejón sin salida para Pablo Iglesias, en donde continua con algunas de estas reseñas:     

“Parece que a Pablo Iglesias nunca le dijeron aquello de “que tus actos hablen más alto y claro que tus palabras”. Su partido se ve ahora implicado directamente en varios casos de corrupción: contabilidad B, construcción ilegal de su sede, la famosa tarjeta robada… Casos parecidos en el Partido Popular fueron los que abocaron al expresidente Rajoy a abandonar la Moncloa, que fue ocupada por estos “nuevos amos y señores de la moral”, que venían a reconstruir la democracia española. 

Nada más lejos de la realidad. Seguramente los votantes de izquierda pensaron que en caso de corrupción este gobierno actuaría con dureza y depuraría responsabilidades a las primeras de cambio, pero una vez más fueron engañados. Por si fuese poco, no hemos visto ninguna defensa por parte del partido morado más allá del ataque a la justicia y la famosa alusión a las cloacas del estado”.

Estos días atrás hemos visto, a un Pablo Iglesias en televisión y con un buen moño -al estilo de mi querida abuela Rafaela- y con pendientes a juego con su enmarañado pelo. Hoy mismo ha dicho “el hombre de la moña y del moño “que los hombres también “podemos” llevar moño y yo le digo que también moña. (Borrachera y embriaguez) Demos gracias a Dios que ha pasado el carnaval, de seguir así, los comparsas de Caí, no tendrán clopillas nuevas en sus letras y las chirigotas para el año que viene. Viendo todo esto, cualquier día veremos a los políticos-puesto que estos se atreven a todo-con corpiños, falditas cortas al estilo escoces, pero a lo yeyé y bolsos de terciopelo a juego con zarcillos a juego.

Lleva razón nuestro flamante vicepresidente   cuando dice “que el moño es cosa también de hombres “Pues si señor, pero eso lo podía haber dicho antes, ya que yo apenas tengo pelos ni para peinarme en cuanto más para hacerme un moño, que, aunque, a decir verdad, ni con moña. Este último sábado me decía un amigo mío: todo esto es para no hablar de otra cosa; estos ridículos hombres, y esta clase de políticos saben muy bien hacer todo tipo comentarios y espantajos trabajos para desviar lo que ellos no quieren que se hable, como hemos visto con este cambio de look. Al terminar el coloquio con mi amigo me dijo: Ahora podemos decir, estoy hasta el moño de este inútil. Terminamos la última cerveza y me fui tan fresco con mi media moña a mi casa.

Quisiera terminar con la última y corta parrafada del joven estudiante que dice: “Es por eso que se hace urgente la creación de un campo político que prime la riqueza intelectual y cultural de sus ciudadanos al poder transitorio del turnismo político, atrayendo a sus filas a los racionales, a los defensores de la sensatez, la unidad y la libertad. Y, si tengo que presumir de algo, presumo de nietos, y este Manuel José De la Torre Medina es uno de ellos.  Manu, un abrazo.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. Debería haber para los políticos, un carnet de puntos. Los vas perdiendo a medida que se muestra que mientes. Es infinitamente más importante la conducción de un país que un coche. Por tanto, ese carnet es más relevante en los políticos. Hay que acabar de una vez con la mendicidad y la burla hacia sus votantes de esta gente.

Comments are closed.