¡¡ÚNETE A EL DIESTRO!! COLABORA DESDE PATREON!!
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ
SÍGUENOS EN TELEGRAM

En las últimas semanas, la prensa y la televisión no hablan de otra cosa que no sea de la corrupción de los partidos políticos, representada por el “caso Iglesias”, el “caso Kitchen” y la financiación ilegal de Podemos, teniendo como cabecera informativa el parte de guerra del coronavirus, contado por ese farsante que ni es doctor, ni es especialista, ni es experto, llamado Don Simón.

Durante este tiempo, tan sólo nos han dejado algún minuto de respiro con el “Caso Ponce-Soria-Cuevas”, que nos ha alegrado las penas en el tórrido mes de agosto.

Pero la vuelta a nuestros quehaceres en septiembre, nos ha traído aire fresco informativo y hemos conocido que en muy pocos días tendremos noticias de cuando presenta VOX en la mesa del Congreso de los Diputados su moción de censura. La opinión pública habla de a quién favorece la moción de censura y a quién le perjudica, pero la gran mayoría de los contertulios desconoce en qué consiste la moción de censura. Hay que conocer qué es la moción de censura, para conocer que arriesga VOX al presentarla. 

Según la Constitución española de 1978, en su Título V, De las relaciones entre el Gobierno y las Cortes Generales se dispone que el Congreso de los Diputados puede exigir la responsabilidad política del Gobierno mediante la adopción por mayoría absoluta de la moción de censura. La moción de censura deberá ser propuesta al menos por la décima parte de los Diputados, y habrá de incluir un candidato a la Presidencia del Gobierno. Con los 53 diputados de VOX, se puede presentar la moción de censura sin tener que buscar el apoyo de cualquier otro partido.  

El artículo 175.2 del Reglamento del Congreso exige que la moción se presente en escrito motivado y con la firma de los diputados que la solicitan. Según el artículo 176.1 del mismo reglamento, corresponde a la Mesa decidir sobre su admisión a trámite y, en su caso, acordar dar cuenta de su presentación al presidente del Gobierno y a los portavoces de los grupos parlamentarios, establecer el plazo de los dos días siguientes en el que se podrán presentarse mociones alternativas, así como su traslado a la Junta de Portavoces. Esa calificación por la Mesa no puede ser más que desde el punto de vista formal.

La moción de censura no podrá ser votada hasta que transcurran cinco días desde su presentación. En los dos primeros días de dicho plazo podrán presentarse mociones alternativas. Si la moción de censura no fuere aprobada por el Congreso, sus signatarios no podrán presentar otra durante el mismo período de sesiones, es decir, VOX tiene una bala que va a gastar para demostrar que los intereses de partido no importan, si los intereses de España están en juego. El requisito esencial es la mayoría absoluta de los diputados, para que la moción de censura sea aprobada, que deberá calcularse sobre el número efectivo, y no sobre el teórico número de diputados que existen en el momento de someterse a votación la moción.

Consecuencia de esta moción, es la adopción de dos acuerdos en un mismo acto: censura al Gobierno constituido e investidura del candidato a la Presidencia del Gobierno. 

Ante la presentación de la moción de censura por parte de VOX, se abre un tremendo interrogante en la política española ¿Votará el Partido Popular de Pablo Casado a favor de la moción de censura?

Es evidente, que Pablo casado se encuentra ante una encrucijada: Si vota a favor de la moción de censura, cede la iniciativa para toda la legislatura a favor de VOX; si vota en contra de la moción de censura, su electorado nunca entenderá como es posible que vote a favor de Sánchez y de que continúe como presidente del Gobierno el responsable de la muerte de 50.000 españoles y la destrucción de la economía española para décadas.

A Pablo Casado le queda muy poco tiempo para pasar a la historia como el jefe de la Oposición que no se atrevió a hacer oposición. Actualmente el recorrido de Casado es muy corto y si tuviera verdadera intuición política, sería él quien presentara la moción de censura inmediatamente, adelantándose a VOX, dando un golpe de efecto y obligándole a VOX a apoyar al Partido Popular en esa moción de censura, invirtiendo la presión que él sufre sobre Abascal, quien a su vez, se vería obligado a explicar a sus bases porque vota a favor del Partido Popular y porque se le ha adelantado Casado.

Pero es evidente que Casado no tiene reaños para hacerlo y se conformará con que el sátrapa de Sánchez le cite una vez cada tres meses para presionarle y ridiculizarle como jefe de la Oposición, utilizándole como muñeco de pin, pan, pun de los fracasos del Gobierno y atemorizarle para que pacte con la izquierda el relevo de los magistrados del Tribunal Constitucional y del CGPJ.

El Partido Popular ha quedado para eso y para dejarse presionar por un gobierno comunista, por los partidos de izquierda y por los palmeros de la izquierda que militan en el Partido Popular, a los que se les apodan “los Barones”. Con esa presión y como requisito principal para que el gobierno y la izquierda acepten a Casado como cobarde útil, el Partido Popular ha accedido a sumarse a la moción de censura que la izquierda y los separatistas han planteado contra la portavoz del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados, Sra. Álvarez de Toledo. A esa moción de censura sí se ha sumado Casado y el Partido Popular esperando que los marxistas y separatistas le permitan formar parte del club de los no insultados por los medios de comunicación subvencionados y comandados por el IBEX 35.

Con el anuncio de la presentación de la moción de censura, Abascal ha demostrado que no sólo se fuma un puro frente a los asesinos de ETA, sino que se fuma otro puro ante Sánchez demostrándole que las tropelías que ha cometido este individuo y su socio comunista, contra España,  no van a quedar en el olvido, convirtiendo la moción de censura en un debate del Estado de la Nación, donde España y los españoles por boca de Abascal, van a reivindicar que han nacido libres, en una nación libre y que quieren ser siguiendo libres para recordar a su historia y a sus caídos, rendir homenaje y vengar a sus muertos, levantando de nuevo España, como ya lo hemos hechos en tantas ocasiones.

Mientras, Casado dormita en la fantasmagórica Génova, más cerca del Frente Popular, teniendo por centinelas: al azote de la izquierda, Cuca Gamarra; al adalid de las damiselas, “Teodorico” y al expropiador de gallegos Núñez Feijoo.

Fuera, al aire libre, otros preparan sus corazones para enfrentarse en el Congreso de los Diputados a los enemigos de España, ponen en pie a los españoles, dándoles esperanza en su futuro y diseñan las armas que vamos a necesitar para dar la batalla cultural, la sindical y la estudiantil a la izquierda, que desde que se señale el día en que se celebrará la moción de censura, se abrazará a los grandes oligarcas, a los sindicatos y a los medios de comunicación gubernamentales, para llorar juntos.

MÁS DE 77.000 PRODUCTOS DE ROPA, RELOJES, COMPLEMENTOS Y REGALO CON LA BANDERA DE ESPAÑA