Gibraltar Español
¡¡ÚNETE A EL DIESTRO!! COLABORA DESDE PATREON!!
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Tras la muerte en el año 1700 del Rey Español Carlos III sin descendencia, se inició la guerra de sucesión española, en que las principales potencias europeas quisieron imponer a sus respectivos candidatos, con el fin de satisfacer sus intereses estratégicos y territoriales.

La guerra duró hasta 1713, aún que en España se luchó hasta el año 1715, culmina con el tratado de Utrecht, en el que se reconoce a Felipe V como Rey de España.

Por otra parte, el tratado de Utrecht incluye una serie de acuerdos y tratados realizados en la ciudad holandesa de Utrecht, y que tuvo importantes connotaciones, pues asistió entre otras cuestiones, al reparto entre los contendientes de las posesiones españolas en Europa.

El origen del tratado se encuentra dos años antes de su firma, concretamente en el año 1711, cuando el Rey Luis XIV de Francia, y la Reina Ana de Inglaterra, firmaron los preliminares en Londres, donde se recogen los aspectos esenciales que posteriormente se firmarían en Utrecht.

Inglaterra, veía con preocupación el potencial de la Francia de Luis XIV en Europa, y se mostraba temerosa de una posible unión “Hispanofrancesa” de la mano de Felipe V. Es por ello, que el tratado de Utrecht, además de otras cuestiones relevantes, se exigió expresamente de Felipe V, la renuncia de unir ambos tronos.

Además, se asistió al reparto de las posesiones europeas de España; entre todos los repartos, Gran Bretaña sería la más beneficiada en el tratado de Utrecht, las posesiones españolas de Menorca y Gibraltar pasaron a manos británicas, también obtuvieron tratos comerciales con las colonias españolas, que rompían la exclusividad del comercio español, consiguiendo así mayor influencia en las zonas de Norteamérica.

España recuperaría Menorca en la ofensiva: “Toma de Menorca”, de 1782, aprovechándose de la inestabilidad del Reino Británico por la guerra de independencia de los Estados Unidos. Pero sin éxito en el desarrollo de un plan de recuperación del Peñón.

Desde entonces, en España se ha mantenido el espíritu de reclamar como española la actual colonia británica de Gibraltar, a destacar que es la única región colonial existente en toda Europa.

Pero ¿Se ha mantenido y cumplido el tratado de Utrecht por parte de la potencia ocupante?, o ¿España debería reclamar total soberanía en el Peñón de Gibraltar?

Para responder con exactitud a estas cuestiones, debemos analizar el (Art.-X) del tratado de Utrecht:

“Articulo X. El Rey Católico, por si y por sus herederos y sucesores, cede por este Tratado a la Corona de la Gran Bretaña la plena y entera propiedad de la ciudad y castillo de Gibraltar, juntamente con su puerto, defensas y fortalezas que le pertenecen, dando la dicha propiedad absolutamente para que la tenga y goce con entero derecho y para siempre, sin excepción ni impedimento alguno. Pero, para evitar cualquier abuso y fraudes en la introducción de las mercaderías, quiere el Rey Católico, y supone que así se ha de entender, que la dicha propiedad se ceda a la Gran Bretaña sin jurisdicción alguna territorial. Y como la comunicación por mar con la costa de España no puede estar abierta y segura en todos los tiempos, y de aquí puede resultar que los soldados de la guarnición de Gibraltar y los vecinos de aquella ciudad se ven reducidos a grandes angustias, siendo la mente del Rey Católico solo impedir, como queda dicho más arriba, la introducción fraudulenta de mercaderías por la vía de tierra, se ha acordado que en estos casos se pueda comprar a dinero de contado en tierra de España circunvecina la provisión y demás cosas necesarias para el uso de las tropas del presidio, de los vecinos u de las naves surtas en el puerto. Pero si se aprehendieran algunas mercaderías introducidas por Gibraltar, ya para permuta de víveres o ya para otro fin, se adjudicarían al fisco, y presentada queja de esta contravención del presente Tratado serán castigados severamente los culpados…

Si en algún tiempo a la Corona de la Gran Bretaña le pareciere conveniente dar, vender, enajenar de cualquier modo la propiedad de la dicha Ciudad de Gibraltar, se ha convenido y concordado por este Tratado que se dará a la Corona de España la primera acción antes que a otros para redimirla.“”. Tratado entre España y Gran Bretaña de 13 de julio de 1713 (Tratado de Utrecht).

En el (Art.-X), del tratado de Utrecht, podemos leer que, el Reino de España cedió únicamente la ciudad de Gibraltar, su puerto, sus defensas y fortalezas.

Esta cesión, se firmó en el tratado de Utrecht bajo tres importantes condiciones;

  • Limitación del territorio.
  • Incomunicación por tierra entre ambos territorios.
  • El derecho a la retrocesión si Reino Unido cambiaba el régimen pactado.

Bajo estas condiciones, puedo asegurar con certeza que el Reino Unido incumplió el tratado, debido a los casos de ocupación de terreno más allá del territorio cedido, siendo uno de los casos más conocidos la construcción/ampliación del aeropuerto de Gibraltar.

No solo por esta razón, sino que también, por los problemas existentes de fraude de capitales, que se producen en Gibraltar debido a las diferencias reguladoras, que cuyas consecuencias dañan gravemente a los españoles. Por ello, España debería reclamar total soberanía del Peñón de Gibraltar.

Además, como he mencionado con anterioridad, Gibraltar es considerada desde mediados del siglo XX. Como colonia por la ONU. Figurando aún en el listado de territorios no autónomos pendientes de descolonización, y por esa razón, se necesita acordar un nuevo tratado internacional sobre el Peñón entre el Reino de España y Reino Unido, siendo esta, una clara oportunidad para reclamar soberanía.

*Un artículo de Félix Esteve Montes

TODAS LAS MASCARILLAS CON LA BANDERA DE ESPAÑA