Pablo Iglesias Teresa Rodríguez Willy Toledo
Teresa Rodríguez y Pablo Iglesias
¡¡ÚNETE A EL DIESTRO!! COLABORA DESDE PATREON!!
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Parece mentira que, con la que está cayendo, todavía tengamos que escuchar ciertos discursos como los que escuchamos. Se han perdido decenas de miles de vidas de personas, sobre todo, mayores y todavía hay gente que considera que lo mejor para luchar contra un virus que mata es nombrar a gente cuya seña de identidad sea la defensa a ultranza de la cultura de la muerte, que defiendan a ultranza el aborto y la eutanasia.

Y no se equivoquen, esos que defienden ese tipo de cosas las defienden para los demás. Que los abortos sean practicados a los niños de otros y que la eutanasia también se practicada, pero a los padres y abuelos de otros. Es así, es la práctica de una ingeniería social de la que estos comunistas, podemitas, socialistas, esta izquierda en general son simples brazos ejecutores.

El Presidente de la Junta de Andalucía ha colocado a una persona a gestionar la crisis del coronavirus en Andalucía. ¿Y creen que a la izquierda le preocupa algo su preofesionalidad o su currículum? No. A la izquierda lo único que le preocupa de ese señor es que, según ellos, sea del OPUS y esté en contra del aborto y la eutanasia. Que no esté en contra de la muerte.

Debe ser mejor, y a las pruebas nos remitimos, colocar a un personaje como Pablo Iglesias al frente de las residencias de ancianos. Un tipo que fomenta precisamente eso, la muerte que representa el aborto y la eutanasia. Alguien que ha deseado la muerte de ancianos por no ser votantes de Podemos. Sí, Teresa, mucho mejor eso, ¿dónde va a parar? Mira los muertos que lleva el coletas en su mochila. ¡Qué gran gestión!

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. A ESA TIPA QUE LA LLEVEN RÁPIDAMENTE AL PSIQUIATRA O LA METAN EN LA CÁRCEL, ES UN PELIGRO DEJARLA SUELTA!

  2. Alguien debería discernir entre lo que es una idea política y lo que es una locura, y por supuesto debería prohibir o poner coto a estos disparates.
    Quizá nos estamos acostumbrando a que nos metan locos por políticos, que sin darnos cuenta corremos el riesgo de ir asumiendo como normales los mayores desvaríos mentales de esta enloquecida chusma.
    Sería de agradecer que esta jodida gorda se vaya a dar por saco a otro planeta…

Comments are closed.