moralidad
¡¡ÚNETE A EL DIESTRO!! COLABORA DESDE PATREON!!
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Lo más triste que le puede ocurrir a un político es carecer de moralidad, porque cuando se carece de moralidad se puede hacer cualquier cosa. Y eso es lo que le ocurre el comunista Pablo Iglesias, que carece de moral, que es un hipócrita que, como buen comunista, nos trata como si fuéramos estúpidos, insultando a todos los españoles y, en especial, a sus votantes.

Resulta que a Pablo Iglesias se le llenó la boca exigiendo la comparecencia de Mariano Rajoy por todos los asuntos a los que acusaba al Partido Popular de corrupción; para el líder de Podemos eran fundamentales las explicaciones del presidente del Gobierno y de los populares, pero ahora, cuando le toca a él cambia de opinión. Curioso.

En su cuenta de Twitter este sin vergüenza se refería a Mariano Rajoy diciéndole: «Este país no se merece un presidente que se esconde para no dar explicaciones ante escándalos de corrupción. Rajoy debe comparecer por Rato». Claro, eso lo dijo en 2015, ahora ya todo ha cambiado, ahora él es vicepresidente del Gobierno que nos desgobierna y ahora es él el que no comparece ante el Congreso de los Diputados por la corrupción que asola Podemos.

Este es Pablo Iglesias, un hipócrita que carece de moralidad. Poco más se puede decir sobre él. Y si los podemitas fueran tan dignos y tan honorables como se creen y como nos quieren hacer creer, ellos mismo, obligarían a Pablo Iglesias a dar explicaciones y, además, irían más allá, obligándole a dimitir, por su falta de moralidad.