¡¡ÚNETE A EL DIESTRO!! COLABORA DESDE PATREON!!
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Como todo el mundo sabrá ya a estas altura, Sabiniano Gómez Serrano, padre de Begoña Gómez y por tanto suegro de Pedro Sánchez, regentaba varias saunas gays en Madrid capital. Tal y como informaba el diario ‘Vozpopuli‘ en 2015, Gómez, dejó de administrar esos negocios en 2012.

Una de estas salas era la Sala Adán, que todavía continúa abierta en la calle San Bernardo aunque con un nuevo propietario. Otra de las salas es la Sauna Azul que se hallaba en la calle Concepción Arenal, a escasos metros de Gran Vía, a la altura de la Plaza del Callao y muy cerca de la antigua sede del PSM.

Hace algunos años, todos recordarán que hubo un político del PP, Javier Rodríguez de Santos –exconcejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Palma de Mallorca- fue condenado por malversar dinero publico al haber utilizado la tarjeta VISA del ayuntamiento para pagar un total de 50.804 euros en diferentes clubes de alterne homosexual.

En uno de los hechos probados de la sentencia salen a relucir los negocios de Sabiniano Gómez Serrano: “el día 4 de enero de 2006, en el local de sauna «Sabiniano Gómez Serrano», sito en la calle San Bernardo número 38 de Madrid, Javier Rodrigo de Santos López, utilizando la referida tarjeta, dispuso en su propio beneficio de dinero público mediante un cargo a la misma por importe de 350 euros“.

Pues bien los rumores sobre los políticos que frecuentaban las saunas gays de Sabiniano no son solo de Rodríguez de Santos, sino que serían muchos más los que frecuentaban esos negocios y de varios partidos. Es importante recordar, además, que Sauna Azul se encontraba muy cerca de la sede del PSM en Madrid.

Al parecer esa clientela de políticos, de varios partidos, con la que Gómez contaba habría sido de vital importancia en el ascenso de Pedro Sánchez dentro del panorama político español en general y del socialista en particular. Un hecho como ese no sería especialmente sorprendente puesto que el de la “tesis doctoral falsa” pasó de militante de base a ser concejal del Ayuntamiento de Madrid y a formar parte del Consejo de Caja Madrid antes de ser diputado.

Una carrera demasiado fulgurante para un político con sus capacidades y con tan solo 48 años de edad. Una carrera política como la de Sánchez y con las capacidades demostradas por Sánchez solo se entiende si hay padrinos detrás.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL