¡¡ÚNETE A EL DIESTRO!! COLABORA DESDE PATREON!!
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Me ha costado mucho escribir este artículo, pues cada vez que repaso me hierve la sangre de indignación. Hace dos días, unos vecinos de una urbanización oyeron los gritos de una mujer que pedía auxilio. Llamaron a la Guardia Civil, que intervino deteniendo a un hombre que estaba maltratando a una mujer, ambos de la tercera edad.

Posteriormente la Guardia Civil comprobó que el hombre era un juez magistrado del Tribunal Constitucional, la cúspide de nuestro sistema judicial y de derecho. Curiosamente este mismo magistrado es responsable de varias sentencias condenatorias, con las correspondientes dosis de moralina, sobre este tema.

Mi indignación viene, sobre todo, por la evolución de los hechos y el tratamiento de la información de los mismos. Primero era un hombre maltratando a una mujer que pedía auxilio y que sus vecinos llamaban a la Guardia Civil, siendo posteriormente denunciado por su esposa, informado por el Confidencial. Para en los últimos momentos convertirse en unos jóvenes vecinos, y ya se sabe cómo son los jóvenes, que habían denunciado algo que no era verdad y la propia esposa del detenido negaba, según La Vanguardia.

Mi experiencia con la Guardia Civil es importante y me dice: que nunca jamás un Guardia Civil, tal y como está ahora mismo la situación en España, detendría sin una orden superior, a un pobre anciano desvalido y enfermo, eso dice la Vanguardia, y lo pondría a disposición judicial, además, sabiendo que es un importante “Juez y Magistrado”, que no es que no se lo dijeran, que se lo dijeron, sino viendo el casoplón del individuo, que ya les frenaría mucho.

Tan importante era el caballero en cuestión que la magistrado Elena Garde, responsable judicial allí de de Violencia de Género, lo mandó al hospital y luego a casa y se desinhibió del asunto. A propósito esa magistrada tiene alguna denuncia pendiente por su estupenda labor como juez de Violencia de Género. Para rematar el Tribunal Constitucional emite una nota que dice que hay que mantener la “presunción de inocencia” del acusado. Algo en contra, de lo que ellos votaron al dar por buena una Ley, que lo primero que hace es quitarle la presunción de inocencia a los hombres por ser hombres.

Finalmente y como siempre, individuos como Ernesto Ekaizer de El País, paisano de Echenique, salió a denostar a los denunciantes. Los demás medios subvencionados le siguieron enseguida y crearon la cortina de humo.

2 Comentarios

  1. Me parece estupendo que los jueces, fiscales, y juristas en general, EMPIECEN A PROBAR SU PROPIA MEDICINA…
    Claro que, como sucedió con el ex ministro de justicia de la PSOE, Juan Fernando LÓPEZ AGUILAR, veremos, una vez más, que no todos somos iguales ante la ley…, ya que hay personas “más iguales” que otros.

  2. Toda la podredumbre unida jamas sera vencida.
    Si unes a integrantes de la inacción jurídica del escalafón cuanto mas alto mejor,+ejecutivo podrido de socialistas y narco comunistas ministerio del interior de sinvergüenzas y criminales eso aderezado de violencia de genero el coctel es explosivo.
    Si eres un ciudadano del montón y una ciudadana del monto y hay denuncia de vecinos,en ese mismo momento aparece la “prensa podrida y mamona” a mostrar el espectáculo.
    Ahora bien si eres socialista o comunista aunque seas el presidente del TC o del Gobierno Fake comunista. Entonces estos tipos de la presa se sacan otra version”verdadera ” y a los vecinos denunciantes del los gritos de axilio les convierte en jóvenes drogados con ganas de gastar bromas.
    Pero lo peor es que la Guardia Civil se presta al juego y no denuncia ni declara la realidad de su actuación.
    Si tubiera 20 años estaba corriendo para salir de esta pocilga de pais.

Comments are closed.