¡¡ÚNETE A EL DIESTRO!! COLABORA DESDE PATREON!!
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Tremenda expectación frente al televisor, junto a la radio, en los portales digitales, para conocer las palabras de nuestro Presidente, “que Dios guarde”, tras el primer consejo de ministros tras esas cortas y poco aprovechadas vacaciones, que tan merecidas tenían los miembros de este desgobierno.

La verdad es que tras escuchar el programa “¡Alo Presidente!”, del día de hoy, hubiésemos preferido que siguieran de vacaciones, pues mis nervios y mi tensión arterial sufren lo indecible ya que este individuo tiene una manera de llevar adelante sus discursos que dan ganas de vomitar. Yo sé perfectamente que no los hace él, sino el “guru” Ivan Redondo, un tipo que se vende al mejor postor, pues ya antes estuvo en otros partidos y lo cierto es que sus dotes de encantador de serpientes se muestran siempre y van mejorando con el tiempo.

La verdad es que tras verle doblando la cerviz frente a Torra, me repatea hasta recordar y nombrarle, pero es lo que hay, he visto esclavos menos serviciales y genuflexos. Y en esta ocasión se ha superado como siempre. El discurso es, con diferencia, para echarles a patadas del desgobierno y nunca mejor dicho. Resumiendo, un principio con jabón para los medios de comunicación y luego el autobombo de siempre, después el quitarse de en medio mandandándoles la pelota caliente y así, si pasa algo, otro es el responsable, para continuar hasta esa hora y media necesaria con palabras vacías y consejos doy que para mi no tengo. Aunque en realidad no es más que un excelente discurso de cómo escurrir el bulto y largarle el marrón a otros.

Lo que más me llama la atención es que a los funcionarios les obliguen a saberse de memoria la Constitución y los políticos no sepan nada, de nada. Eso sí, alardear continuamente de conocerla al dedillo, hasta que abren la boca y, como decía mi abuela, sube el pan. Es increíble cómo se inventan lo que dicen los artículos y, lo más importante, lo que quieren decir y la interpretación que hacen de ellos.

Pedro, mira, la Constitución no permite que alegremente una Comunidad sola o, preferiblemente en compañía de otras, se marque un estado de alarma y lo que le dé la gana. Porque, si así fuese, ¿para que te queremos a ti y a tu desgobierno? A pesar de ello, tu perseguida, a la que no sé por qué odias tanto, delito de odio, la presidenta de Madrid, se ha puesto a tomar medidas, sin necesidad de ninguna Constitución, ni ningún Iván Redondo listillo. Lo más gracioso es que Cepeda, hablo del portavoz socialista en Madrid y no ese cantante al que siempre estaban a punto de echar en el concurso musical. Digo que Cepeda, se permite el lujo de decir que el gobierno de Ayuso es el peor gobierno que podíamos tener. A este individuo se le puede aplicar perfectamente lo que le dijo la sartén al cazo: “Apártate que me tiznas”.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. Pero lo que sí permite la Ley Orgánica 4/1981, que regula los estados de alarma, excepción y sitio, es que el Presidente de una Comunidad Autónoma solicite al Gobierno la declaración del Estado de Alarma en toda la Comunidad Autónoma o en parte de ella. El Gobierno, caso de acordarlo, proclamará esa situación mediante Decreto Ley que deberá ser ratificado por el Congreso. No hace falta que os vayáis a la Constitución…

Comments are closed.