escraches
¡¡ÚNETE A EL DIESTRO!! COLABORA DESDE PATREON!!
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Si a uno le hubiesen preguntado hace algunos años atrás por las palabras escraches y okupas, estoy seguro que no sabría responder el significado de ellas, al menos yo, soy una de estas personas. Como no soy muy ávido, o, mejor dicho, versado en las terminologías u usos de las lenguas nuevas y como soy muy clásico, siempre me acojo a las hemerotecas o a la Wikipedia, donde me facilita, el llegar y besar el santo, es decir, no tengo que quebrarme la cabeza y el tiempo que tengo, aunque ahora tenemos tiempo, casi para todo. Como he dicho antes he encontrado la palabra escrache proviene del americanismo escrachar que, quiere decir “dejar en evidencia a alguien “o “golpear duramente a alguien” este término no aparece en el Diccionario de la Real Academia Española. aunque si aparece la palabra escrachar que quiere decir romper, destruir, aplastar o fotografiar a una persona.

Como las ciencias adelantan que es una barbaridad tenemos aquí en este Diccionario de americanismos—creo que todo esto viene de aquel lado del atlántico—de las Academias de la Lengua. Donde también la cataloga con una frase que pudiera ser: manifestación popular de denuncia contra una persona pública a la que se le acusa de haber cometido delitos graves o actos de corrupción. Este gentío de personas que quieren realizar estos escraches se empotra delante del domicilio de la persona que se quiera hacer el escrache. He leído por ahí, en algún medio que muchos de estos que hacen escraches llevan móviles de última gama y suéter de marcas que muchos de sus legítimos dueños no los tienen acicalando sus cuerpos. Es más, se comenta que, a los que tratan en el día a día a los okupas coinciden: son mafias y no son vulnerables.

Aquí podría haber para solucionar estos dos conceptos tan viciados, creo yo, dos soluciones, o, se articula una ley rápida y contundente para estos okupas, para cortar de una vez por todas estas invasiones que se dejan sin poder hacer nada para que los propietarios puedan volver a vivir en sus domicilios. Con este proceder de quien le otorga estos impedimentos, solo hacen menospreciar a los dueños que con muchos sacrificios han comprado con sus ahorros de su trabajo, viviendas para sus hijos y familiares, despreciando el libre comercio. No digo más.

Si no se corta de raíz los escraches y los okupas, cualquier día menos pensado tendremos una batalla campal, por haber dejado pasar el tiempo. Las incongruencias se repiten en estos casos. También se habla mucho de cortar el suministro a los okupas. Lo mejor es que no lo hagas, como explican los blogs jurídicos AOB Abogados o Economist&Jurist, ya que podrías enfrentarte a una pena por delito de coacción, recogido en el artículo 172 del Código Penal. De coacción a los okupas. Lo que nos faltaba. Hay que subrayar en gordo que llevamos de 2020, las denuncias por okupaciones también han aumentado: 7.450 entre enero y junio frente a las 7.093 del mismo periodo de 2019 (un 5,03% más). Y lo que te rondaré morena.

Dos palabras, escraches y okupas, cuyos términos, además de muchas incoherencias con estas palabras. ¿son escraches las personas que pudieran ponerse delante de su propiedad exigiendo la marcha de estos usurpadores de sus propias viviendas? ¿Qué organismo es el que tiene competencia en este asunto?  Cualquier atropello a la buena sociedad está bien vista, y, sin embargo, la otra la que atropella es bendita, venerada y permitida. El arquitecto Manel Roger lleva más de 20 años haciendo edificios en Barcelona y nunca antes se había encontrado con unos okupas tan profesionalizados como los de ahora (libremercado) Que alguien explique el porqué de estos abusos tan discriminatorios y, porque no decirlo, racistas. Vivimos en un mundo al revés, en donde el bueno tiene que ir al psicólogo para aprender las cosas que hace el malo. Entre todos estamos dejando que el malo, se coma al bueno.