Defendiendo al compañero
¡¡ÚNETE A EL DIESTRO!! COLABORA DESDE PATREON!!
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ
SÍGUENOS EN TELEGRAM

La anécdota que hoy compartimos la protagoniza un grande, Manuel Rodríguez Sánchez, Manolete. Una anécdota que hemos titulado defendiendo al compañero y que demuestra como era Manolete, un grande dentro y fuera de la plaza. Dice así:

«Esta anécdota ocurrió en la Plaza de Murcia. Toreaba con Fermín Rivera y el «Niño del Barrio». Mientras toreaba el mejicano, que para algunos aficionados lo hacía aquella tarde regular, él permanecía pegado a la barrera, de espaldas al burladero de la prensa.

Alguien gritó muy cerca de donde él estaba:

—¡Ese toro necesita a «Manolete»! Manolo volvió la cabeza y contestó:

—El toro está muy malo, señor: está muy malo.

¿Hay quien pueda hacer con menos palabras la defensa de un compañero, y al mismo tiempo no desairar al admirador…?».