¡¡ÚNETE A EL DIESTRO!! COLABORA DESDE PATREON
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Cuando en 2016 Donald Trump fue elegido Presidente de los Estados Unidos venciendo a la entonces favorita Hillary Clinton la sorpresa y la conmoción fue abrumadora. Se había hecho con la presidencia del país más poderoso del mundo el otro, el que no contaba, el criticado por todos y, por supuesto, el candidato convertido en enemigo número uno por parte del poder establecido. Recuerden la prensa y los comentarios de entonces, parecía que la victoria de Trump supondría, poco más o menos, que la victoria del diablo.

Desde entonces, para sorpresa de una gran mayoría, Trump evitó conflictos militares en el exterior, se centró en su famoso lema de “Americans First” y consiguió extraordinarios resultados tanto de empleo como económicos. La cosa se torcía para sus detractores porque, al contrario de lo que se nos quería vender, la elección de Trump había sido todo un acierto y el pueblo americano acabó estando del lado de su presidente convenciendo incluso a muchos de los que inicialmente renegaron de él.

Pero es que, además, hay algo que para Trump ha sido fundamental desde el primer momento, la defensa del patriota, de la patria en detrimento del globalismo, ese globalismo que está hundiendo países como el nuestro, España. Es, por tanto, el principal enemigo a batir por los fervientes defensores del globalismo, esos que se esconden detrás de discursos más o menos efectistas y falsos con un único objetivo: mantener el poder que han tenido en el mundo durante décadas e imponer sus dictados para conseguir acabar con los estados nación e imponer su dictadura económica.

Este año 2020 nos encontramos ante una nueva cita electoral en Estados Unidos. El 3 de noviembre de 2020 los norteamericanos están llamados a las urnas para elegir entre la continuidad de Donald Trump y su fantástica gestión, con el peligro que corren con ello los oscuros defensores del poder establecido, o la opción de ese más que siniestro personaje Joe Biden al que la cabeza parece funcionarle cada vez peor.

¿Se han dado cuenta de todo lo que está ocurriendo en el mundo durante este años 2020? ¿Creen que todo ello es casual? Nosotros creemos que no, nosotros creemos que hay una lucha de poderes de las que nosotros, todos los ciudadanos, somos víctimas y que esos que han tenido el poder hasta ahora temen una nueva victoria de Trump porque con esa victoria, con cuatro años más de presidencia, Trump ya va a ir directamente a acabar con ellos.

En nuestra opinión es, por tanto, absolutamente fundamental que el próximo 3 de noviembre vuelva a vencer Donald Trump en las elecciones norteamericanas y no solo para los norteamericanos, también para el resto del mundo. Ya sabemos lo que son capaces de hacer los enemigos de Trump para evitarlo y, sinceramente, una derrota del candidato republicano nos produce un miedo atroz. Verán el cambio radical con el que nos encontraremos a partir del 3 de noviembre si Trump es reelegido presidente, verán que sorprendente mutación va a sufrir el virus chino que nos tiene absolutamente aterrados.