¡¡ÚNETE A EL DIESTRO!! COLABORA DESDE PATREON
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ
SÍGUENOS EN TELEGRAM

El Faro del Caballo fue construido en el año 1863 dentro de la península del Monte Buciero en Santoña. Un entorno idílico que lo hace una visita imprescindible de la costa cántabra. Pero no todo podía ser tan fácil. Y es que para llegar a los pies del faro tenemos que recorrer una pequeña ruta a pie.

En su último tramo nos obliga a descender más de 700 peldaños. Sí, 763 peldaños altísimas que tendrás que remontar a la vuelta. Para llegar al paraíso hay que sufrir un poquito.

Os dejamos con este espectacular vídeo de la bajada al Faro del Caballo.