Pérez Reverte
¡¡ÚNETE A EL DIESTRO!! COLABORA DESDE PATREON
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Mucho se está hablando de la marcha del Rey Juan Carlos I de España, algo lógico y normal que hemos comentado en estas mismás páginas. Y son muchas las preguntas que muchos nos hemos hecho desde que se conoció la noticia, algo que el escritor y académico Arturo Pérez Reverte ha hecho de manera magistral, en un interesante trino en el que se ha preguntado lo siguiente:

«¿De verdad nos creemos que el emérito se ha ido por su gusto, sin presión del gobierno ni de nadie, por iniciativa propia o de su hijo? ¿De verdad no nos damos cuenta de lo que está ocurriendo y va a ocurrir? ¿Y de verdad a los que se dan cuenta les parece bien o no les importa?».

Las respuestas las tenemos muchos en la cabeza y, seguramente coincidimos, pues parece claro que esta salida de España no es por iniciativa de la Casa Real, las presiones por parte del gobierno social comunista han debido ser muy intensas; y todo esto tiene un objetivo claro, acabar con la Monarquía, con la Constitución de 1978 e imponer su sistema, su República.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. El emérito ha sido expulsado de España por su nuera que es la que manda en Zarzuela. Su hijo es sólo un calzonazos. Lo ha demostrado contínuamente a lo largo de su vida. Ante todo por casarse con esta especimen, que será y es la causante de todos sus males.
    ABC publicó que el gobierno le impuso tres coacciones “a elegir”: Le retiraba el título de emérito, le expulsaba de la casa real o lo expulsaba de España.
    No soy monarquica, pero si quiero un estado de derecho en el que la presunción de inocencia sea igual para todos. Al emérito no le han concedido ese derecho. A pesar de que fue un felón que perpetró el golpe de estado del 23-F junto con Felipe Gonzalez y Carrillo, que “juntos en comandita” se hicieron millonarios por idéntico procedimiento al del Borbón. A ninguno de los dos, Carrillo y Felipe se le ha abierto investigación alguna. Ni se la abrirá jamás. Ni a ellos ni al resto de ladrones de la siniestra vivos y disfrutando lo robado.
    Si yo soy rey Felipe VI y me visto por los pies, en el momento me acosa el bobierno bolchevique, me enfundo el traje militar de Jefe de las fuerzas armadas, con todas las condecoraciones habidas y por haber. Y en pleno directo me presento así en todos los informativos de España. Sólo diría esto” La presunción de inocencia es en lo que se basa el estado de derecho. Mi padre es un español más, por lo tanto, tiene el derecho a tal presunción” Fin de la cita y cierre.
    !Oído cocina! No debe decir nada más. Los del trabuco y los charlatanes de las Cortes entenderían el mensaje.
    Lo que ocurre es que Felipe VI es un polinchinela en manos de una ” experta trabajadora en su oficio”. Por eso- él solito, el rey Felipe VI se ha pegado un tiro en el pie, desde el momento en que “anula la asignación que le corresponde a su padre” Blanco y en botella.
    No suficientemente estulto, renuncia a su herencia. A lo mejor cree que el resto de españoles somos tan estultos como él y llevamos el mismo ADN Borbón. Nadie puede renunciar a lo que no ha recibido. Blanco y en botella.
    Desde ese momento estás en manos de los bolcheviques.
    Podríamos seguir………..
    El mejor consejo que pudo recibir Felipe VI se lo dió su padre: “No te cases con Leticia”.
    Ella, la camarada, será la que destruya la monarquía. De hecho lleva camino y rápido.

  2. Mi total admiración en estos momentos al Sr. Tejero.
    Yo también me creí la patraña del 23-F hasta que comencé a leer…..
    Por eso no puedo ser monarquica me lo impide la conciencia.
    A partir, de todo cuanto leí, en un digital y hace muchos años le escribí esto:
    “Sr. Tejero, tenga Fé a todo cerdo le llega su San Martín”.
    La Justicia divina es implacable. Y no hace falta muchas veces esperar al más alla. La imparte aquí, en la tierra.
    El Sr. Tejero, Armada y demás soldados de honor, le fueron fiel al felón Juan Carlos I. Prefirieron la ignominia, la persecución y la prisión a delatarlo. “Que buen vasallo si “hubiera” buen señor”.
    Dios no se queda con nada de nadie, se dice en mi tierra.
    Aquí tienen la prueba.
    Mi recuerdo al Sr. Tejero y demás milicia.

Comments are closed.