VOXtiazo al progreworld
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ
SÍGUENOS EN TELEGRAM

En periodo de elecciones vascas y gallegas lo que predominaba por las calles era: odio, totalitarismo, intolerancia y no precisamente por causarla VOX sino los cachorros de la izquierda y la extrema izquierda, aquellos que en vez de utilizar la palabra se dedican a agredir e insultar al político en cuestión cuando les replican sus falsos mantras que carecen de sentido o simples moralidades que unos pueden compartir y otros no. Gente que a la mínima llaman fascista a todo aquel que no comulga con sus ideas ‘correctas’ y que van acompañados con sus puños de odio contra el disidente porque esa es su actitud tiránica, atacar al discrepante en vez de debatirle sanamente como así harían los demócratas o utilizar las herramientas legales pertinentes para denunciar lo que ellos consideran ‘anticonstitucional’ de igual modo que hace VOX cuando considera que algo carece de legalidad.

A este hecho hay que sumar la manera rastrera que tienen algunos medios de menospreciar la gesta que ha logrado VOX al sacar un escaño en las elecciones vascas de este pasado 12 de julio. Parece poco por ser un único escaño, pero es un mundo y más cuando en tierras vascas lo que prepondera es el nacionalismo, la derechona vasca de toda la vida, el PNV y posteriormente los de EH Bildu los cuales ahí están como principal oposición al partido que lidera Iñigo Urkullu. El trato que han tenido los medios con VOX no ha sido justo ni tampoco se los ha tratado como un partido más. En unos casos han tergiversado informaciones contra ellos y en otros por el contrario han minusvalorado ese escaño que tanto sudor, sangre y lágrimas ha costado. La candidata de VOX por Álava Amaia Martínez Grisaleña considero que dentro de los representantes que tenía este partido es la mejor por dos motivos: el primero porque posee una gran oratoria, ahí se puede comprobar su formación como licenciada en periodismo y en segundo lugar al escuchar un mitin suyo logras constatar que la propia Amaia cree en el discurso que realiza algo de lo que no pueden presumir muchos de los dirigentes políticos pertenecientes a nuestro país.

Si hay algo por lo cual siento pena, rabia e impotencia como periodista, es en el momento en el que determinados medios y compañeros de profesión publican en sus plataformas de turno titulares ambiguos que van con segundas intenciones para desprestigiar a un dirigente. Dentro de varios relacionados con la izquierda y la extrema izquierda se quiso resaltar que la propia dirigente de VOX regentaba una armería junto a su marido como si fuera una deshonra o algo determinante, cuando lo noticioso es el mérito de haber logrado representación en el parlamento vasco. Pero claro, los medios que van de imparciales se sabe a ciencia cierta que no lo son y por su forma de titular se autodelatarán, pena de periodismo el que nos espera con ciertos digitales que tan solo tienen en su punto de mira a los ‘enemigos’ de sus amos y que, ‘a los suyos’, crítica cero. Eso sí, no resaltaron ni resaltarán que en estas elecciones EH Bildu ocupó el segundo puesto, algo que a mi entender es preocupante o incluso la amplia abstención que ha habido y eso sin mencionar que aún siguen los trabajadores de Zaldibar sepultados ahí y que por ellos poco se hace.

Respecto a los votantes que tiene VOX ¿qué decir? Han pasado de los 17.000 y está muy mal afirmar con rotundidad que todos ellos son extremistas de igual modo que no estaría bien señalar que todos los que votan al PNV son totalitarios por culpa de unos cuantos que hacen mucho ruido. Dentro de los que votan a la formación de Abascal en el País Vasco y en España hay una ínfima parte extremista, el resto por el contrario son gente cabreada con los políticos actuales y cansados del discurso políticamente correcto que tanto mal hace a este país. El votante de VOX no tiene la libertad que tiene el nacionalista para exponer sus opiniones a viva voz de igual modo que sí que la tienen los nacionalistas. Ahí se demuestra que mientras unos deben autocensurarse, otros pueden decir abiertamente lo que les plazca sin miedo a nada ni a nadie. La irrupción de VOX en este hemiciclo beneficiará a los vascos y por ende a los españoles en general que hasta este 12 de julio no se sentían identificados con ninguna formación política.