viva
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Después de haber sobrevivido al Covid, que curioso, por contrario no podría escribir este comentario. El mundo se ha vuelto loco y como todo está permitido y casi medio legal, podríamos decir que las aventuras que nos quedan por pasar -los que vivamos para contarlo- nos esperan acontecimientos que vamos a necesitar varias vacunas para lo que nos acecha en esta naturaleza desnutrida, o mejor dicho, agotada por la manera de vivir que, como estamos viendo nos acechan días malditos encharcados por pandemias que, seguramente como muchas son “familiares” de las que ya conocemos se van sumando a las conocidas por la Covid-19 y lo que estamos por ver, si Dios no lo remedia, conoceremos el 20 y todas las pestes habidas y por haber.

Hace dos días las autoridades chinas -benditos los chinos que los parió madre- han confirmado que, en una región de Mongolia está infectado con la peste bubónica, para los no iniciados se le llama la paste bubónica, donde también se le llegó en llamar la muerte negra. En este caso no se trata de virus es una bacteria que causa un sin fin de fallecidos, no conocidos alcanzando su potencial de muertes entre los años 1347 a 1353 matando a más de un tercio de la población europea.

Si a esto le añadimos de un estudio en una revista de Estados Unidos, Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). Noticia de hace 5 días. Han avisado que “Un grupo de científicos chinos ha descubierto un nuevo tipo de gripe porcina que es capaz de desencadenar una pandemia”. Otra más. La nueva cepa surgió recientemente y es transportada por cerdos, pero pueden infectar a los humanos. Además, como es nueva, las personas podrían tener poca o ninguna inmunidad al virus.

Entre ratas, cerdos y todo tipo de animales estamos sometidos los humanos a que estas pandemias nos rodeen de tal manera que no parió mama, sino que parió papa. O séase, aquel infeliz que coja dos o tres pandemias de estas características anunciadas a la vez y  probamente nos acechen otras, “Tas más perdío que el barco l´arró”, frase archiconocida en la salinera tierra de Cai que, quiere decir: más perdió que el barco del arroz.

Las autoridades chinas han confirmado que un pastor de la región de Mongolia está infectado con la peste bubónica. ha declarado una alerta de nivel 3 (la segunda más baja de un sistema de cuatro niveles) y el gobierno regional ha pedido a sus habitantes que no cacen, consuman ni transporten animales potencialmente infectados y que informen sobre cualquier roedor muerto o enfermo para que pueda ser analizado. (The New York Times, día 6 de julio) Lo dicho, cuidado con las ratas, las chinches, pulgas y todo tipo de roedores, animales y de personas que también las hay rumiando cerca de todos nosotros. Por causalidad estamos en el año de la rata chino. Y, según este calendario, si naciste en 2020, 2008, 1996, 1984, 1972, 1960, 1948 … eres una rata. Mira por donde si fuese chino el que subscribe sería mi año el conejo. Pues han dado en el clavo, el conejo me gusta en todo tipo de guiso y aderezo y si es de campo, mejor que mejor. Así que, viva el Covid-19, el 20 y todas las mierdas de pestes. Sean humanas, de animales o de cualquier otra naturaleza. Que gracia tenía mi abuelo cuando decía: de algo hay que morir.

1 Comentario

  1. Cerdos de dos patas,son los culpables de estas pestes y de todo lo que está pasando en el mundo hay cerdos que tienen muchos intereses a los cuales les molestan los pensionistas y no solo eso,también les molesta los que no comulgan os con el globalistas comunistas de extrema izquierda, estos cerdos bípedos, quieren tenernos a todos bajo su yugo,pero a todo cochino le llega su San Martiño.

Comments are closed.