teletrabajos

OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Llevamos tres meses de teletrabajos, es una situación vital nueva que cambian las pautas de comportamiento familiar y que genera modos de convivencia diversos en las familias de comprensión y de tensión.

De los cambios son culpables el confinamiento por la pandemia, y por su mala gestión de las medidas de seguridad de salud que en tres meses de “estado de alerta político”, han llegado, en menos de tres meses, a cuarenta y cinco mil muertos, según Registro Civil, más de lo que ha sido habitual en estos cien días en comparación a otros años, de nuestra población española piramidal invertida.

En las familias, con teletrabajos laboral sin horas a cualquier hora del día y sin límites de horas, porque son objetivos lo que se marcan a hacer incluso fuera de hora laboral, más teletrabajos educativo que hay atender con una tarea suplementaria para los padres además de su teletrabajo profesional, más el hacinamiento de las familias las 24 horas del día con tensiones de convivencia de personas y psicologías diferentes entre edades desde infantil, niños  adolescentes,  jóvenes, mayores y abuelos que han dado lugar, a que en estos tres meses de convivencia hacinados en viviendas de una media inferior a 100 metros cuadrados, y si menos metros las tensiones son mayores.

Al no ser que se primen entre ellos los valores humanos y morales, que hemos conocido familias en las que se dan:  “historias de padres y madres desviviéndose por sacar adelante cada hogar durante el confinamiento. Estos ejemplos de entregarnos han llevado a estar más unidos, a ser más conscientes de que necesitamos de los demás y que los demás nos necesitan” (FO).

Sin embargo se da también la pandemia de la convivencia familiar de discusiones, incomprensiones, ofensas, exigencias, malos modos, separaciones,… ha llevado en definitiva a una destrucción de la convivencia en paz y armonía en las familias. Que se da, desgraciadamente, por un confinamiento sin valores.

¿Ha sido y es objetivo del gobierno socialcomunista  destruir a las familias?, que no miran por el interés de las personas sino de su ideario atrófico mental y funcional de género de hacer de las familias un hecho antisocial, por tanto de destrucción de los valores naturales, humanos y morales de la convivencia humana y social, y usan “el estado de alerta” como arma política de  forma antidemocráticas para destruir a las familias, como la ley Celaá en curso sin oír a los padres de familia imponiendo la ideología de género de pensamiento único, y por tanto imponiendo destrucción en las familias, “sí o sí o que parte del sí no ha entendido” (PS).

1 Comentario

  1. Ladrones:nos están robando la vida,nos están robando la libertad,windows ya dice que está vigilando nuestra seguridad en linea,saben en todo momento en donde estamos y hasta saben cuando cagamos,aún acabamos de salir del secuestro casero y ya están anunciando otro encierro, y no res por nuestra salud,si no porque tienen prisa por cumplir sus objetivos, esos que le han encomendado los poderosos de la nueva normalidad,aunque yo prefiero llamarlo por su verdadero nombre, nuevo orden mundial,países gobernados por la extrema izquierda,mafias,reducción de población,esclavitud,hambre y miseria eso es lo que quieren,quieren un mundo mejor,pero para ellos, a los demás nos quieren de eslavos suyos.

Comments are closed.