OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Resulta curioso que la extrema izquierda de España presuma de demócrata y después aplauda actos antidemocráticos como el protagonizado por Correos contra Vox. Como ya sabrán, Correos retuvo las papeletas electorales de Vox para, según ellos, consultar con la Junta electoral Central quien de inmediato ha ordenado a la compañía que dirige el “sociata” enchufado de Sánchez que las envíe.

En realidad esto se basa en una estrategia diseñada por parte del gobierno para entorpecer los votos de Vox como ha hecho en elecciones anteriores. Pero esto, lo que ha hecho Correos gusta mucho a la izquierda. En realidad están muertos de miedo porque las elecciones vascas y gallegas son la primera convocatoria electoral después de la pandemia y la posibilidad de que la izquierda tenga un batacazo electoral simplemente les aterra.

Están acostumbrados al juego sucio y en realidad el asunto democrático no les importa en lo más mínimo. Ellos quieren ganar aunque sea de manera fraudulenta, aunque sea jugando sucio con el contrincante político. Sus inseguridades y su miedo a la libre elección en las urnas les aterra.

Y ahí, en esas han aparecido las dos de siempre. Las que parecen andar buscando puesto en lo público cuando su antigua luz laboral se les apaga a toda velocidad, Anabel Alonso y Paula Vázquez. Parece que a estas “demócratas” les parece muy bien que en Galicia y Vascongadas no se pueda votar a quien se quiera. Parece que les parece genial ganar aunque sea haciendo trampas. Así funciona su cerebro. Y quien mejor las ha definido tras las sandeces que han escrito es el tuitero @NoSoyLaGente. Así, tal cual. Efectivamente este tuit las define a la perfección.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL