SÍGUENOS EN FACEBOOK
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Hace algunos días asistíamos, anonadados, a un hecho que era, como poco, llamativo. Tras recomendar en una rueda de prensa que la gente no hiciera desplazamientos innecesarios y cosas por el estilo, Fernando Simón era pillado pegándose unas vacaciones en una playa portuguesa para hacer surf, mientras en España se estaba comenzando a hablar de rebrotes y de la vuelta de contagios.

Las imágenes de esas vacaciones dieron la vuelta a España y la gente asistía entre sorprendida e indignada a un espectáculo en el que quedaba demostrada la absoluta irresponsabilidad del que debería ser el responsable en este gobierno en este drama sanitario que estamos viviendo.

En una reciente rueda de prensa, a una periodista se le ocurría la “osadía” de preguntar a Simón por esas vacaciones y este se enfadó. Ya sabemos que Simón está más acostumbrado a que le hagan fotografías en plan héroe montado en moto o mostrando camisetas ridículas y ofensivas con el virus.

Visiblemente molesto, Simón contestó, atentos:“Respecto a mis vacaciones me vas a disculpar pero eso es mi vida personal y me parece, lo siento, de mal gusto que lo hayas sacado en una reunión donde estamos hablando de aspectos técnicos. Fuera de eso, no te voy a decir nada más. No voy a hablar. Y si la gente es medianamente razonable, yo solo he visto una foto, si la gente es medianamente razonable valorará lo que tenga que valorar. Los que sean poco razonables, lo valorarán como quieran”.

Y a todo esto la periodista le había preguntado sobre si le parecía ese un momento oportuno para irse de vacaciones, esto es, una pregunta de lo más normal. Parece que en este gobierno, el virus que se extiende de verdad es el de la irresponsabilidad y el de “yo hago lo que me da la gana y cuando me da la gana”. Mira que somos maleducados, después de 50.000 muertos y una ruina económica terrible solo se nos ocurre a nosotros preguntar.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL