SÍGUENOS EN FACEBOOK
SÍGUENOS EN TELEGRAM

El miserable Pablo Echenique, definitivamente, se ha venido arriba. Este macarra motorizado, este gandul desagradecido que no tiene en cuenta que en España se le ha salvado la vida, como miserable que es demuestra que su cuerpo no está tan enfermo como su cabeza. Sigue, este caraflema, con sus ataques a la prensa, a esa pequeña parte de la prensa que no tienen dominada y que no está a su servicio. Ahora, este listo pretende decirle a la prensa lo que tiene que publicar y lo que no.

Hay que ser rata para actuar como actúa Echenique en las redes sociales porque después, le pones delante de un micrófono y se queda a verlas venir como auténtico troll que es. Resulta que ahora, el fulano este, pretende que la prensa publique lo que él quiera con, por supuesto, los insultos oportunos para quien no lo haga.

Pues ya le pueden dar dos duros al mindundi este. Ya puede hacer lo que quiera o intentar lo que pueda. Ya puede ir poniéndose de frente, de perfil op con el culo en pompa que, por lo menos desde aquí, lo único que vamos a hacer es ponerle verde siempre que podamos. Que te den, caraflema.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

6 Comentarios

  1. Echemierda:yo a las ratas y a las cucarachas como este nierda,las aplasto ,este ser despreciable y lleno de odio lo que tiene que hacer es irse para su tierra, Rosario Argentina y dejar aquí la silla que le hemos prestado,esta boñiga y asquerosa cucaracha, no es más que un montón de mierda.

  2. La cucaracha,la cucaracha, ya no puede caminar,porque yo le echo amoniaco y se queda sin las patitas de atrás y además dejan de respirar,también las suelo aplastar con el zapato y no queda nada,el día que coja a esta cucaracha no va a quedar ni la silla,llegó está cucaracha de Argentina en la bodega de un barco o de un avión, le salvamos de una muerte segura y así es como nos lo paga esta cucaracha¡ asquerosa.

  3. Llegará un momento más temprano que tarde en la que nos desharemos de estas ratas comunistas,salieron de las cloacas y allí las vamos a mandar,a la rata motorizada la vamos a mandar para una cloaca argentina y las demás ratas y cucarachas porretas a las cloacas de las cunetas.

  4. Echemierda, cuando Dios te dejó inútil,hubiera sido mejor que te dejara sin lengua y sin manos,.así no podrías decir ni publicar sandeces,chorizo,paga la seguridad social de tus empleados.

  5. En España tenemos lo que merecemos. No busquemos. Mientras a este y al resto del invasores, se les curan sus costosísimas enfermedades, se les subenciona en un gratis total en todo orden y concierto, a los españoles- que son los creadores de ese estado de bienestar- no sólo se les niega, sino que que se les deja morir como a perros sin la más mínima asistencia santiaria en esta pandemia del coronavirus. Esa infamia sólo la puede hacer una nación degenerada: en lo que se ha convertido España.
    No busquemos al enemigo fuera. El enemigo está dentro: los españoles, ladinos felones que siempre – en toda época- abrieron las puertas al invasor. Así se perdió el último bastión de España, Toledo. el 11 de Noviembre, dia de San Martín. Los judíos que vivían en España les abrieron a los musulmanes las puertas de las fortalezas. Y las siguen abriendo ahora.
    Cuando entonces entro la chusma mora, violaron a todas las españolas y a muchos españoles, la mayoría niños y bebés. Torturaron a los varones. Estos, desde sus potros de tortura gritaban ! A todo cerdo le llegará su San Martín! refiriendose a los marranos (judíos españoles) que les vendieron y abrieron al invasor. De ahi el refrán: A todo cerdo le llega su San Martín. Por lo de marranos. Y no porque no pudieran comer carne de cerdo (porque los moros tampoco pueden y no se les conoce como marranos) sino por tener a España en la más absoluta usura y miseria y ser los posibilitadores de la invasión.

  6. Así que tenemos lo que merecemos. No busquemos más. Somos nosotros. No son ellos. Ellos -los invasores y su plan Kalergi ladino- hacen lo que nosotros les permitimos.
    “Una nación no se pierde porque los de afuera la ataquen, sino porque los de dentro no la defienden” (Blas de Lezo)

Comments are closed.