OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Lucía Méndez es una de esas periodistas que han tenido a lo largo de su carrera profesional una evolución más que extraña hasta abrazar el podemismo más furibundo, suponemos que como forma de supervivencia profesional. Ex mujer de Vicente Vallés, con quien tiene dos hijos, Méndez ha publicado una columna en ‘El Mundo’ que supone un claro posicionamiento podemita en el encontronazo entre Vicente Vallés y Pablo Iglesias.

En primer lugar y queriendo hacer gala de una humildad que, evidentemente y por lo que escribe, no tiene, Méndez explica lo que para ella debería ser el periodismo y que, en este caso, se acusa a sí misma de no practicar:

Advertencia. Tardé años en usar el yo en las columnas porque me daba vergüenza. Me parecía violentar el principio de que los periodistas nunca debemos ser noticia. Vamos anda, dirán ustedes. Lo que les cuento. Tardé un poco, pero ahora uso el yo con gran desahogo y soltura, confortablemente instalada en el columnismo“.

Más autobombo:

Allá voy. Poco antes de la visita de la pandemia, la periodista Lara Hermoso me hizo una amable entrevista para Jot Down. Ni en mis mejores sueños podría yo haber imaginado que acabaría siendo entrevistada en la revista cultural más cuqui de España cuando pensaba en estudiar Periodismo. No me acabo de acostumbrar a la redundancia de periodista entrevistado por periodista. El metaperiodismo–que es lo que estoy haciendo aquí en un ejercicio de coherencia– me da algo de pereza. El caso es que el titular de la entrevista –otra cosa rara, normalmente yo titulo lo que dicen otras personas– me sorprendió. «Soy una observadora de las patologías del poder». Me pregunté en qué momento se produjo la metamorfosis. De una periodista que únicamente aspiraba a contar las cosas que pasaban he mutado a «observadora de las patologías del poder». O sea, con pretensiones“.

Aquí viene el ataque velado a Vicente Vallés:

Aún no he descubierto cuándo y cómo perdimos pie la profesión y yo misma. Queríamos contar las cosas que pasaban. Y hemos acabado por creernos la encarnación misma de la libertad de expresión frente a los malos que nos la quieren arrebatar. Un poco de humildad, colegas, que tampoco somos tan importantes.

Antiguamente, podían ser noticia los directores o los editores. Ahora cualquier periodista puede ser noticia, y hay muchos que buscan ser noticia porque no pueden ser otra cosa. Las redes eran lo único que nos faltaba para creernos la última Coca Cola del desierto“.

Y aquí ya un señalamiento más descarado, además del peloteo a Pablo Iglesias en forma de no te rebajes a atacar a un presentador de televisión que en este mundo es más importante ser vicepresidente que trabajar en los informativos de la tele:

“Antiguamente, los vicepresidentes del Gobierno se cagaban en los muertos de los directores, pero en las ruedas de prensa posteriores al Consejo de Ministros no se referían –en plan discurso de Marco Antonio ante el cadáver de César– a periodistas de batalla por sus nombres y apellidos. Como «observadora de las patologías del poder» –político y mediático, añado–, creo que ser vicepresidente del Gobierno de España es más importante para la «gente» que presentar un informativo de televisión. No se puede ni comparar. Igual a Pablo Iglesias le hace más tilín ser presentador que vicepresidente. Pues no es para tanto. Créame”.

Desconocemos cómo fue el matrimonio entre Vallés y Méndez, suponemos que no demasiado bien ya que se divorciaron, pero nos resulta curioso el ataque de esta humilde siendo Vallés precisamente quien fue en su vida personal e Iglesias quien lo es en su vida profesional. Es probable que su defensa de Iglesias se deba a esa gran “confianza” que tienen entre los dos y que le llevó hace un tiempo a decirle una frase de “coleguitas” a Iglesias y que este contó en público, con el consiguiente cabreo de Méndez: “Pablo, el sistema nunca va a consentir que alguien como yo dirija un periódico o que alguien como tú forme parte del Consejo de Ministros”.

 

7 Comentarios

  1. Adoraras al coletas, ya lo decían en la secta,debe de estar bien dotado el chepas para que le salgan tantas defensoras y hasta la de marroquí de la tarjeta,por unos polvos las coloca a todas,además de para que tengan las boca cerrada,el Coletas machista y comunista, nos llama a los demás machistas y racistas,cuando no hay en el mundo nadie más machista que él,es feo,.es jorobado,pero tiene algunas hembras de su lado.

  2. No se como algunas mujeres ser pueden enamorar de engendros como el de la coleta,no me puedo imaginar lo que ven en un ser lleno de odio como el chepas, la verdad es que yo no encuentro nada bueno en este ser lleno de veneno.pero cada cual con sus gustos.

  3. El sectarismo que muestra siempre Valles contra Abascal y su partido no lo entendía. Ahora lo entiendo todo. Cuando alguien es capaz de acostarse con esta especimen vieja, fea, inculta violetera y sectaria y tener dos hijos con ella, da la medida del personaje.
    Cuando algo me hace pitar las neuronas no dejo de intentar soluciónar la ecuación. Ahora la tengo resuelta. Dos que duermen en el mismo colchón, se vuelven de la misma opinión.
    El sectarismo de Vallés contra VOX, se le ha vuelto como un boomerang. Incluso con la vieja despechada esta, que parece una madamme vieja de burdel.
    Eres un mal aprendiz, Vallés: no conoces la siniestra. Yo sí. Y por eso desconoces -que cuando no les eres efectivo, por lo que sea- ANATEMA.
    Infinidad de veces hiciste de su funambulista. Entonces eras intocable. Tuvieste el deliz de cuadrar cifras, y !Zas! al bote de la ignominia. Es lo que tiene deambular por el alambre, abajo está el vacío. Y la siniestra es su dueña.
    Estoy contra el acoso a Vallés. Lo que él no hace con VOX y con su presidente Abascal.
    ¿Ves Valles cuan dura es la injusticia? Tu la quisiste aplicar con Abascal. Él te dió el mayor de las lecciones de ética.
    Tus otrora amigos y fulana de la siniestra se te han vuelto “respondones”

  4. La diarrea mental de esta inculta violetera hace infumables sus artículos. Eso, señores, es lo mejor que tienen la siniestra. No conocen más pluma que la que se ponen en el trasero para sus aberrantes cabalgatas.

  5. Por cierto, Vallés: Nada te ha podido destruir más que que se sepa que has estado liado con esta y que encima ! has reproducido dos cachorros de esta especimen! Eso sí te ha dejado con el culo al aire!

Comments are closed.