Es alucinante de qué forma se saltan la ley en España precisamente algunos de aquellos de los que nunca se esperaría que lo hicieran y con la colaboración de algunos de aquellos que deberían estar al servicio del ciudadano ya que cobran gracias a los impuestos con los que nos saquean a todos.

Como recordarán, el pasado fin de semana denunciábamos que no se había realizado el Escrutinio General obligatorio que deben realizar las juntas electorales provinciales tras la convocatoria de cualquier consulta electoral. El fin de semana pasado el hecho se produjo en las Juntas Electorales de las tres provincias vascas. Hoy se ha producido en la Junta Electoral Provincial de La Coruña.

Ante este hecho tan grave e ilegal, la representante y observadora enviada al acto por parte de la Asociación Elecciones Transparentes ha denunciado en la misma sala donde debía haberse celebrado ese escrutinio la ilegalidad que supone el no hacerlo y ha citado la ley que obliga a que se realice. En ese mismo momento y por orden del magistrado que estaba en la sala, los funcionarios allí presentes procedían a la expulsión de la representante de Elecciones Transparentes quien, posteriormente, se ha dirigido a la Policía para denunciar los hechos.

Incumpliendo la ley de esta forma se está cometiendo un fraude electoral evidente puesto que no se procede al recuento de las actas de las mesas electorales, tal y como manda la ley, y se dan por buenos los resultados informáticos que se producen en la noche electoral, no revisando si se hubieran dado errores o irregularidades.

Esto representa una nueva tomadura de pelo al pueblo español puesto que es gravísimo que hechos como estos se produzcan en todas las consultas electorales. Ya va siendo hora de que todos empecemos a despertar y exigir responsabilidades, ¿no creen?