Galicia
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ
SÍGUENOS EN TELEGRAM

“Varapalo a VOX y a Podemos -los extremos se tocan de nuevo- junto al PSOE, en Galicia y a los dos socios filoseparatistas en Vascongadas, donde puede pasar de todo”, podría ser un titular válido para los resultados de los últimos comicios en ambos extremos del Cantábrico.

Si en Vascongadas, el 47’14 % de abstención, junto a los votos nulos -0’74%- o en blanco -0’94%-, deja en un triste 51’18% del censo el voto válido -es decir, casi la mitad de los vascos están hasta el gorro de un sistema pervertido y perverso que ningunea la manipulada soberanía popular-, lo que debería traducirse en una llamada a su revisión que recupere los sentimientos de una verdadera democracia, travestida en partidocracia endogámica en la que “el que se mueve no sale en la foto”, en Galicia, la abstención del 41’12 % -tampoco despreciable-, que con el voto nulo -0’95%- o en blanco -0’9%- lo deja en el 57’03% -algo mejor-, también justificaría lo mismo. Y como de costumbre, casi todos contentos, unos con razón, como el Partido Popular en Galicia y los separatistas en las dos regiones, y otros que mejor harían una profunda autocrítica en lugar de buscar consuelo en una triste subida de un escaño en ambos sitios o una mínima aparición en uno de ellos después de numerosos fracasos y gracias a la repesca televisiva que el de la moción de censura les dio al llegar a Moncloa.

En Galicia, el resultado no ofrece duda, pero deja constancia de que el descalabro -despeñamiento  más bien, 14 a 0 – de las Mareas moradas coincide, casi a la par -los citados 14 frente a 13-, con el ascenso del nacionalismo separatista de extrema izquierda que  representa el BNG, todo un síntoma. El macho alfa PabLenin, “protector de mujeres “desvalidas” y beneficiadas… con cargos, debería hacer un examen de conciencia, que es mucho suponer que la tenga. Pero deja una incógnita para la etapa post Alberto Núñez Feijóo, precisamente por esa deriva nacionalista de izquierdas que, unida a la ambigüedad en la política lingüística del ganador, puede estar dejando una herencia complicada para el que venga, por ese crecimiento en lo particular de lo autonómico frente a lo general del Estado, pero “doctores tiene… Génova 13”, para analizar la situación y tratar de poner remedio.

Al otro extremo del Cantábrico, la cosa tiene más lecturas. Por un lado, la indiscutible victoria de Íñigo Urkullu, I de Alonsotegui y V de VascongadasRamón Rubial fue simbólico durante la transición y no lo cuento, lo mismo que a los exiliados Aguirre y Leizaola, por razones obvias-, obligado a negociar y todo apunta a que se vuelva a repetir el pacto de dos traidores, Partido Nunca Valiente o Partido Normalmente Vendido (en ambos casos, PNV) y Partido Siempre Opuesto a España (PSOE), que sin duda estos últimos firmarían a cambio de un apoyo a los PGE, que ya está bien de seguir viviendo, por tercer año consecutivo, de los que consiguió -con los mismos traidores vascos- el PP de Rajoy/Montoro. Pero caben otras dos opciones, la menos probable -porque “cantaría” demasiado al ser 100% separatista-, con los “hombres de paz” de EH-BILDU o la posible suma de PSOE con los que apoyaron la moción de censura, Podemos y herederos de ETA, que todo es posible en… política rastrera. De mucho menor rango, pero merecedor de al menos algún comentario aclaratorio por mi parte, es la aparición de VOX con un solitario escaño alavés, donde salvó los muebles con 4.722 votos (3’8% de esa provincia) -104 (2’16%) en Amurrio, donde conocen bien al Santiago Abascal, todo un síntoma-. Claro que el líder apareció eufórico porque un crecimiento de 1 sobre 0 es infinito, concepto matemático que seguramente ignorará el “amigo”, que es de letras, pero sin exagerar tampoco. Realmente, el crecimiento hasta 17.517 votos, desde los 771 (0’07%) de 2016, representa un “espectacular” 2.271’98%, es decir, otro así y conseguiría el 100% del censo vasco y como el que no se consuela es porque no quiere, este será el mensaje del todavía presidente de los verdes, especialista en deslealtades y juego con sentimientos de desencantados. Lo que pasó por alto fue que los 12.795 votos de Guipúzcoa y Vizcaya se fueron por el desagüe de su ambición sin límite y su deseo de venganza con el PP, que no le anda a la zaga. En definitiva, un pobre 1’96% global -nunca menos del 5% (o del 3% como mínimo) debería dar representación parlamentaria (autonómica o nacional), pero es el fruto de la penosa Ley Electoral que nadie se atrevió a cambiar – avala el debut político de una segunda Macarena Olona, clonada en la “flamante” Amaya Martínez -que parece salirse, por cierto, del canon abascalino (los que lo conocen sabrán perfectamente a qué me refiero)-. Me bastaron tres minutos -no soporté más- de escuchar la jabonosa entrevista de Jiménez Losantos el lunes, en su ahora verde (antes fue naranja) EsRadio -ser la primera entrevistada tras las elecciones es todo un indicio-, para confirmar tal afirmación -sólo Luis Herrero y el propio Federico, a ratos, no muestran el fanatismo idólatra hacia el mocetón de Amurrio que, el también clon, Dieter Brandau, y el soporífero y “tolerante bloqueador”, Luis del Pino, acreditan a diario-.

Todo lo anterior, sólo ha servido a la coalición socialcomunista que nos lleva de nuevo a la ruina intrínseca al socialismo cuando gobierna, para demostrar la “valentía” del doctor Plagio cum Fraude y del “vallecano” blindado en Galapagar, que no se dignaron a comparecer ante sus fieles tras el recuento y prefirieron “delegar” en segundos espadas -ignoran de nuevo que la responsabilidad no se delega nunca, señores pésimos gobernantes- para no dejar duda de que no han gestionado en su vida nada más que sus propios bolsillos y/o egos. El primero, que va de fracaso en fracaso en su gira europea, lanzó a un triste ministro de Transportes, Movilidad y Agenda “Pública” -suena mal esto último, propio de la Andalucía de los ERE perdidos y no hallados en la prensa dócil-, el pluriamoroso y generoso con sus “semilleros”, José Luis Ábalos, que todavía no nos ha aclarado qué, cómo -aparte de en una furgoneta- y a dónde, se “transportaron” esas cuarenta maletas de “dudoso” contenido y destino, que se movieron con total impunidad en suelo español tras su encuentro “casual” en el aeropuerto de Madrid Barajas, por el que se desplazó “levitando” Delcy Rodríguez, vicepresidente chavista y amiga de ZParo. Por el segundo han sido varios los encargados de poner parches.

Mientras tanto, Cataluña, en vísperas también de elecciones, demuestra el mal camino para España que inició el “Ubú” patriarca Jorge Puyol gracias a la permisividad y escasa visión de futuro y Estado o desconocimiento de la Historia -que no sé que será peor- de Felipe González y José Mª Aznar, da un paso más en su idea de rebelión demostrando que, junto con la Educación, existe una enorme laguna en lo judicial y penitenciario, cuyas competencias, que tampoco debieron cederse, se han traducido en poner en la calle a los rebeldes condenados por sedición, sólo nueve meses después de la sentencia del Tribunal Supremo. Ya veremos como “recurre” la Fiscalía, a las órdenes de la amiga entrañable del abogado de los enemigos de España y qué decide al respecto la Sala.

Y España, aparte de alarmada por lo que está saliendo del Monarca “demérito” -como lo llama, creo que acertadamente, el citado comunicador de esRadio- que no se conformó con ser Rey y por los rebrotes que a ver cómo manejan los “expertos” Illa y Simón, se divide entre la encuesta publicada en ABC, en la que el PP superaría en escaños al PSOE -ojalá siga esa tendencia- mientras los otros tres en discordia caen y el “trabajo” ímprobo de José “Fiel” Tezanos y su Centro de Invenciones Sánchez, al que no parece hacerle mella nada, que coincide en la bajada de VOX y Ciudadanos, aunque impulsa un poquito al socio preferente pese a lo que han dicho las urnas en Galicia y Vascongadas.

1 Comentario

  1. Está claro que el sentido del humor si no se sabe usar en la manera y medida adecuadas tiene como consecuencia la superficialidad de este artículo inane y anodino donde los haya. Tanto la campaña como las elecciomes de Vox en Vascongadas han sido dramáticas y sus simplezas sobran Los porcentajes de votos en sentido absoluto no pueden valorarse como usted lo hace. Y véase mejor los vídeos de Vox en campaña. Quizá entienda algo del cambio de giro que han supuesto en Vascongadas y el porqué de los nervios en PNV y BILDU

Comments are closed.