sepulturero
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Posiblemente nunca sepamos los fallecidos, yo nunca dijo muertos. Porque muertos los hay a montones y difieren mucho de los fallecidos y muertos que nombro al ajustado título que escribo en el enunciado. Hay muertos que están enterrando a fallecidos. Fallecidos por causa de la pandemia, este Covid-19, se le dio casi finiquitado, nuestros carcomidos y justitos personajes de este gobierno con espíritu sepulturero han ido haciendo hoyos para sepultar a los cadáveres que han ido muriendo poco a poco en los hospitales y residencias. Nuestros mayores han sido los que por causas, a veces desconocidas y otras con intenciones raras-ya se ha hablado de estos- han perecido, vuelvo a insistir, con malabarismos matemáticos, yo diría muy rigorosos. Donde solamente sus familias conocerán los fallecidos y a decir verdad en algunos casos, no. Mientras tanto el Gobierno a verlas venir, como siempre, son cómplices de sus silencios. No voy a dar cifras, ya que no soy adivino, pero habrá, me supongo, organismos para saber o haber visto lo real de estos fallecidos, ya que lo mismo este Gobierno es cobarde para bajarse el sueldo, es gallina para dar pelos y señales de los compatriotas fallecidos en esta maldita pandemia, y que no se nos olvide, llegada de la china imperial.

Hay enterramientos de muchas clases y en esto de enterrar este Gobierno sabe mucho. Son maestros. Una prueba de ello, es el caso Dina-Iglesias, este caso lo están enterrando entre el PSO y Podemos, con la ayuda y pala al hombro para enterrar este atronador asunto con la ayuda de sus amigos y acompañantes “del duelo”. Bien es verdad que poco a poco sabemos más de este escabroso asunto. Al parecer hay en un fondo oscuro que supuestamente debe haber algo más, pero que, por lo que atisba uno a comprender, hay aguas borrascosas escondidas y como hemos dado con los profesionales de los “enterramientos”. Se saca un muerto, caso Juan Carlos-Corinna, para meter en el mismo agujero el caso—por esto lo de las palas- para enterrar otro “muerto”.

El órgano de gobierno de la Cámara ya frenó la tramitación de una iniciativa similar hace unos días, alegando que esta pieza era un asunto “privado y no sometido por tanto al control parlamentario. Siempre habrá políticos fuleros que, al amparo de la justicia, las estratagemas que hay escondidas en estos gobernantes, y que conste que siempre los hubo, escamoteando al súbdito y diciendo que debe obedecer a las directrices de sus amos, en este caso a los gobernantes que, al fin y al cabo, son los actuales.

Aquí en todo esto hay gato encerrado con palas de oro. En esta España de hoy mira uno al cielo y lo ve de un azul intenso, pero si tuviese rieles y pudiésemos tirar de  sus cadenas o cordones, tendríamos grandes lluvias tormentosas dando lugar a grandes quebraderos de cabeza, pero por muchas legislaciones con todas sus leyes, seguiríamos lo mismo. Hay una frase en el Quijote que dice: Cambiar el mundo, amigo Sancho, que no es locura ni utopía…¡¡sino justicia!!  Y yo me pregunto: ¿qué es justicia? A los políticos y a los pañales hay que cambiarlos seguidos y rápidos y por las mismas razones. Cada día tendrán más mierdas entre los pañales.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL