grandeza
SÍGUENOS EN FACEBOOK
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Nuestra piel de toro, ha ido siempre contra corriente. Eso de que España es especial lo llevamos tiempo oyendo y si se me apura lo llevo escuchando desde siempre, desde hace 7 décadas. No es que no sea especial en tono correcto de lo político y para no defraudar a aquellos que la creen y uno que conoce toda España hace mas de 50 años, y no voy contra corriente, cada día que pasa y esto lo vengo observando desde hace muchísimo tiempo, la veo encorvada, con un descontento que raya de una manera muy extraña para analizarla al completo, no voy muy equivocado que aquella frase que  Spain is different, no lo digo porque conozca y hable el Inglés, conocido alfabeto como lengua de   Shakespeare.

Ahora, con esto del Covid-19 me he dado cuenta que no voy muy descaminado. He llevado en cuanta que no hemos hecho caso al Gobierno, a las directrices anunciadas en la imposición como medida de llevar las mascarillas en esta pandemia, e incluso ahora que estamos en total desescalada he visto a muchísimas personas, de mediana edad, mayores y en su mayoría a jóvenes analfabetos e instruidos no se en que rama y dejados en nula ignorancia macabra. Lo de macabra lo digo por el grado de contagio que conlleva el no llevar las mascarillas, aunque, a decir verdad, algunos las llevaban en los codos, otros en la barbilla, pero en su mayoría ninguna la llevaba, ni se le veía.

Pero… ha sido Cataluña donde las televisiones nos han dado buena cuenta de esta dejadez y la falta de moral no llevar la mascarilla, dando con ello que ha sido esta la más desobediente, rebelde e insurrecta en toda España.  Este mediodía (día 4) serían restringidas las entradas y salidas en Lérida en la comarca bonita de Segriá de más extensión de esta provincia catalana. Helicópteros de la guardia civil han entrado en acción para la vigilancia de entrada y salidas de esta comarca Leridana. También hemos visto sus playas, a pesar de que el ayuntamiento dictó un bando para la prevención del virus e instaló un sistema de seguridad, donde el gentío de jóvenes que pasaban de todo, buscaba las vueltas a la guardia urbana para saltar por las barricadas que indicaban el prohibido al paso a la playa.

La nueva norma catalana ha venido a poner sobre la mesa una realidad que preocupa a todo el sector inmobiliario: el aumento del fenómeno de las okupaciones de viviendas en los últimos años. Y, para más inri La Colau imparte cursos para jóvenes “basados en teorías anarquistas” esta llamada a la “okupación” hace de Cataluña, posiblemente, la región con más Okupas de toda España.

En el Diario Merca 2, del día 28 de noviembre de este año, dice que “Tras el aumento de los ataques con cuchillos y los robos violentos en Barcelona, esta es actualmente la ciudad en España que sufre más robos a lo largo del año. Por este motivo, el Gobierno de Cataluña ha solicitado que se endurezcan las penas para los delitos violentos en esta ciudad. El periodo más largo de tres meses por motivo de trabajo  que  he vivido hace algunos años en Barcelona   hasta el día de hoy, Cataluña ha cambiado como la noche al día, donde hace años era la virtud personificada, es hora una jungla de asfalto con categoría indomable, cosa que conocemos y es una lástima que por unos “señores” independentistas y de sello inconfundible la han dejado arrastrar por caminos sin calificativos por nombrar.