OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Por mucho que se nos quiera ocultar información, por mucho que esa información se esté haciendo desaparecer y por mucho que ahora nos quieran convencer de lo contrario, creo que a casi nadie le cabe ninguna duda sobre el conocimiento que tenía el gobierno acerca de la peligrosidad del coronavirus antes de la manifestación del 8 de marzo. A casi nadie, excepto a los apesebrados de turno.

Y parece mentira escuchar unas declaraciones como las que hemos escuchado de José Manuel Franco, el Delegado del Gobierno en Madrid, ante la juez Carmen Medel por el asunto del más que probable contagio en las manifestaciones feministas celebradas el pasado 8 de marzo. ¿Les parece a ustedes de recibo que Franco, todo un Delegado del Gobierno, se intente defender diciendo “en ningún momento nadie me hizo llegar ninguna advertencia que pusiese en peligro la celebración de dicha manifestación”? ¿Pero esta gente nos toma a todos por tontos?

La respuesta a esta última pregunta está muy clara: sí, nos toman tontos. Y realmente parece que lo somos puesto que después de todo lo que ha pasado seguimos tan campantes nuestra alterada vida como si nada hubiera pasado. Los políticos actúan con el descaro con el que actúan porque les dejamos. Escuchen la caradura de Franco y su risa nerviosa, todo ello le delata.