SI TIENES DUDAS LEGALES, NUESTRA ASESORÍA JURÍDICA LAS RESUELVE DE FORMA GRATUITA
#AyudaEntreCompatriotas
TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRARNOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

Ni se sabe la cantidad de veces que habrá podido reunirse Pedro Sánchez en secreto con George Soros desde que fue nombrado Presidente del Gobierno. Unos dicen que un par de veces o tres, otros dicen que podrían haber sido muchas más pero el caso es que esas reuniones han existido y se han llevado a cabo en el mayor de los secretos y sin informar a la opinión pública. ¿Por qué?

El caso, la evidencia, es que Pedro Sánchez defiende uno a uno todos los discursos globalistas que defiende Soros y los ha convertido en el objetivo principal de este gobierno, como cuando el otro día y en plena pandemia dijo que era primordial tratar el cambio climático por encima de otros asuntos sanitarios. No se sale del discurso marcado por la Open Society Foundations ni un milímetro convirtiendo España en uno de los países más controlados por ese discurso en todo el mundo. Pero parece que Sánchez, a pesar de su indisimulado seguimiento de todo lo que le marque Soros le resulta muy incómodo cuando le preguntan directamente sobre ello. ¿Será por remordimientos de conciencia? Lo dudamos.

Pero el caso es que el otro día, Santiago Abascal le preguntó directamente sobre ello y a Sánchez se le desencajó la cara y comenzó a hacer gestos ridículos y a mostrar una sonrisa nerviosa. La cara es el espejo del alma y conviene estar muy pendiente no solo de los gestos y las expresiones de Sánchez, sino de todos los miembros de su gobierno. Sánchez, en esta ocasión, se sintió acorralado por Abascal con esa pregunta. Pero las caras y gestos que vemos a diario de este gobierno “sorosiano”, hay más de un siervo del millonario, demuestran muchas cosas. Estén pendientes de los gestos y olvídense de las palabras. Este gobierno pretende vendernos que está instalado en una tranquilidad que no tienen, se sienten culpables y rodeados.

1 Comentario

Comments are closed.