Nissan
SI TIENES DUDAS LEGALES, NUESTRA ASESORÍA JURÍDICA LAS RESUELVE DE FORMA GRATUITA
#AyudaEntreCompatriotas
TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRARNOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

Parece ser que Nissan se va de la Europa Continental para centrarse en EEUU y Asia. Aunque al parecer se mantendrán en el Reino Unido. Los máximos protagonistas de la situación, naturalmente son los sindicatos que apelan a “las movilizaciones para hacer cambiar de idea a la empresa” Ya saben eso de hacer barreras con gomas quemadas para llamar la atención y joder a las personas que quieren trabajar. Antes del virus, la producción de la fábrica, estaba ya en un cuarto de sus capacidades, y los sindicatos, ya estaban en huelga “preventiva”. Hoy es Nissan pero no es la primera y por supuesto, no será la última.

El comité de empresa exigió, si exigió. Proponer, dialogar, son palabras desconocidas para estos señores a los que la legislación española, prácticamente los convierte en dueños de cualquier empresa en la que haya sindicatos. Exigió a la dirección de Barcelona un “desmentido inmediato” al enterarse del cierre. De otro modo “Una vez más, Nissan demostraría que se está riendo, de sus trabajadores y de las administraciones”. Antes de iniciarse la puesta en funcionamiento de la fabrica tras la parada por el virus, ya exigían, siempre exigen, unas condiciones como si la venta de coches fuera una ciencia exacta y los ingresos de la empresa estuvieran garantizados si o si. Estos señores no se enteran que si no hay beneficio la empresa tiene que cerrar y  los contratos laborales, deben y tienen que ir en paralelo a estas circunstancias.

El Comité de Empresa, en general los más capacitados para cabrear, sigue argumentando que las administraciones públicas tienen que defender a su pueblo y lo tienen que hacer hasta las últimas consecuencias, ya que si cae Nissan puede ser la primera de muchas, los mas insolidarios pidiendo solidaridad. Tras estas declaraciones, las administraciones publicas más cercanas y también las lejanas, las mismas que han estado hasta ayer respaldando a estos vándalos, se exculpaban; “Todos juntos venimos trabajando desde hace más de un año en medidas que favorezcan la inversión necesaria para garantizar el futuro de la planta, y así han sido transmitidas a la empresa al máximo nivel y de forma continua e intensa durante los últimos meses. Nissan Motor Ibérica es una empresa emblemática de nuestra industria y el Gobierno de España va a defender su capacidad industrial y a sus trabajadores”. La consejera de empresa de Cataluña pidió a Nissan, ja, ja, ja ; lealtad y claridad y declaró “que no tira la toalla en su objetivo de mantener los empleos y la actividad de Nissan en Catalunya.  Están en juego muchos puestos de trabajo y seguiremos persistiendo y firmes”. Al parecer para políticos y sindicalistas catalanes, las tensiones nacionalistas las imágenes de Barcelona en llamas, no son motivos para que esta empresa ni ninguna otra puedan perder la fe en un futuro en esta ciudad.

Ya conocen lo “del huevo y la gallina”, pues bien esa misma dicotomía no se da en empresa-trabajador, si no hay beneficio una empresa no puede subsistir. Si fuera de productos o servicios básicos, el Estado tendría que asumir el coste como de hecho hace con el Transporte Público. No son los insoportables precios de las energías que también, no son los costes de Seguridad Social porcentualmente de los más elevados del mundo y que además apenas cubre una mínima parte en caso de baja de un trabajador, no son los altísimos impuestos y la indefensión ante la Agencia Tributaria que también, no son la infinidad de inspecciones de todo tipo desde la administración pública para sancionarla y criminalizarla que también, no es la burocracia desmedida para cualquier cosa que también; Es la ley de relaciones laborales que protege siempre al trabajador y criminaliza siempre a la empresa. Esa misma ley que ampara la actitud de los líderes sindicales, consagrada en nuestra constitución –tras cuarenta años de existencia de la misma, aún no se ha elaborado la ley de huelga- que siempre buscan trabajar menos y cobrar más sin tener en cuenta, le importa un rábano son comunistas profundos, la viabilidad de la empresa que “es quien crea los puestos de trabajo”, mientras ellos, viven como dioses.