OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ

Atentos al momento en el que nos encontramos porque estamos a tan solo un paso de que los muertos por coronavirus no existan, ni hayan existido nunca. Cualquiera que tenga dos dedos de frente se dará cuenta de que ahora, desde el gobierno y sus medios palmeros, están intentando colarnos la parte del relato en la que nos van a intentar convencer de lo mucho que han sufrido, de lo mucho que han trabajado y de lo bien que lo han hecho todo, cuando todos hemos sido testigos de lo contrario, excepto los “cabezahuecas”.

Ya están dándose palmaditas en la espalda y parabienes entre ellos. Ahora le damos un premio a Fernando Simón, ahora ponemos al filósofo Illa como si fuera un médico que se ha pasado 24 horas de guardia durante tres meses en los hospitales o a Pedro Sánchez como un auténtico presidente modelo cuando la gestión de todos ellos ha sido un auténtico desastre sin paliativos.

Y viendo lo bien que nos hablan de Iván Redondo, de lo listo que es, de lo que sabe en esto de la política muchos nos preguntamos, también, si alguien de quien se dice que es tan listo puede autorizar estos discursos ridículos en los que se nos toma a todos los españoles por imbéciles.

Pues resulta que sí le parece bien. Porque él es el primero que lanza ese tipo de discursos, con lo cual hemos de pensar que él es tan miserable como sus asesorados. Y no tenemos más remedio que concluir que todo eso es muy lógico ya que viendo a Pedro Sánchez nos damos cuenta de que lo único que hace es mover los labios porque él es incapaz de articular tres frases seguidas que tengan algo de lógica.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL