Lo que está pasando en España en los últimos meses demuestra que, además de estar a las puertas de una dictadura, somos un estado completamente fallido y nos hemos convertido en un país tercermundista en cuestión de días.

La Administración de Justicia tiene un método para recibir demandas o cualquier tipo de documentación tanto de abogados como de procuradores a través de internet, concretamente a través de un sistema llamado Lexnet. Con ese sistema se podrían evitar largas colas y afluencia masiva de personas a los distintos tribunales de España y más en fechas como estas.

Pues bien, esta misma mañana se han formado largas colas de procuradores y abogados a las puertas de los Juzgados de la Plaza de Castilla de Madrid puesto que el juzgado, además de contar tan solo con un 20% del personal que allí trabaja, ha decidido que los funcionarios no iban a imprimir la documentación que se recibiera a través de Lexnet y que tendrían que ser los procuradores los que llevaran físicamente esa documentación al juzgado, con el riesgo que algo así conlleva para la salud de todos.

Por lo tanto, para que no se compliquen demasiado los funcionarios su vida, son los procuradores los que tienen que jugarse la suya pasando largas horas en una cola, con la situación de riesgo que ello conlleva, además de una innecesaria pérdida de tiempo.

Y nosotros que somos tan ingenuos e inocentes nos preguntamos: ¿No será esto también para entorpecer todavía más la justicia y de ese modo entorpecer todas las demandas y querellas que puedan llegar contra el gobierno?