Víctor
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ

Finalizado el Estado de Alarma, caracterizado por una gestión dudosa del gobierno tanto en materia sanitaria como en la protección de la economía, después de haber cerrado España durante cien días, el empresariado español está celebrando una cumbre de análisis de situación y de propuestas de reconstrucción auspiciada por la CEOE, con el fin de dar un impulso a la mala posición española ante la recesión que se avecina a partir del próximo otoño. Para analizar este panorama tan complicado que se avecina, hoy en El Diestro, hablamos con el responsable de presupuestos del PP en el Congreso Víctor Píriz.

El empresariado español, preocupado por la situación en la que ha quedado nuestro país a causa del cierre de la economía durante la Pandemia, está celebrando unas jornadas para analizar las formas y maneras de impulsar la economía. ¿Qué conclusión está sacando de estas jornadas?

Aquellos que crean empleo y riqueza en nuestro país, saben perfectamente a qué tipo de crisis nos enfrentamos después de este Estado de Alarma, frente a un gobierno perdido y desnortado que ha tratado de engañar a la sociedad. El empresariado, está dando una gran lección de responsabilidad tanto al gobierno, como a su presidente Pedro Sánchez, estando más cerca de los problemas que sufrimos los españoles, que lo está por sus actos el gobierno de España.

Desde el mundo de la empresa, se están pidiendo actuaciones que casi con seguridad coincidirán con las condiciones que la UE impondrá a España a la hora de conceder ayudas. ¿Esto supone que mientras que el empresariado coincide con las posibles exigencias de la UE para concedernos ayudas, el gobierno no tiene un plan de reconstrucción adecuado a las necesidades que tiene la sociedad española en economía y empleo?

Quienes saben cómo crear empleo, son los empresarios de nuestro país, que además reclaman seguridad jurídica, lo que en sí mismo, es disparar a la línea de flotación del gobierno de Pedro Sánchez, que está dando por sus luchas internas, una incertidumbre porque no son capaces de atraer inversiones, ni capital exterior, porque piden impuestos bajos y elementos que ayuden a las empresas y no una subida de impuestos que puede rondar los 50 mil millones de e, como pretende el gobierno, que pueden impedir que las empresas pueden expandirse en una situación de regresión económica y que los ERTES, se conviertan en ERES. El PP lleva años aplicando y reivindicando lo mismo que los empresarios piden ante la crisis.

Según los últimos datos, en el tiempo de la Pandemia, se han ido de España unos 22 mil millones de e de capital, por miedo a las actuaciones del gobierno y por otra parte, se pretende derogar la reforma laboral, pactando con Bildu. Desde Europa, no solo se exige el mantenimiento de la reforma laboral, sino su profundización y otros condicionantes que son distintos a lo que el gobierno está haciendo. ¿Qué se puede hacer para que las actuaciones en materia económica ante la debilidad del gobierno no condicionen la adjudicación de ayudas a España?

Desde el PP hemos propuesto al presidente Sánchez una serie de medidas y unos pactos de estado, que creemos que son necesarios para impulsar la necesidad de mejorar la economía española, porque de lo contrario, Europa nos obligará a llevarlas a cabo. Creemos que las medidas solicitadas por los empresarios, son las lógicas para reactivar España y son las lógicas para un momento de crisis sin tener que oír otra vez, la historia de los “brotes verdes como lo ha hecho recientemente la ministra Calviño, lo que nos recuerda a aquel famoso debate protagonizado por Solbes, en donde se nos engañó a todos los españoles, respecto a la situación real de nuestro país. Tenemos que negociar con fuerza y firmeza en Europa, pero nadie nos cree ni tiene confianza en nuestro gobierno, lo que es un problema.

Para poder llevar a cabo una política de reconstrucción económica, uno de los elementos vitales son los PGE, como instrumento de ejecución, pero en la situación de debilidad del gobierno, no es fácil que puedan ser aprobados ni este 2020 ni en 2021. ¿Cómo puede afectar esto a la reconstrucción?

Pedro Sánchez no quiere pactar con el principal partido de la oposición, en esta negociación presupuestaria, porque cuando ha hecho falta negociar en materia laboral, ha pactado con los pro etarras de BILDU, para meter la mano en el bolsillo de los españoles, friéndonos a impuestos ha pactado con su socio Podemos y a ese juego nosotros no vamos a jugar. Tenemos claro que para la recuperación es decisivo unos impuestos bajos, con una fiscalidad competitiva sin los mantras de la izquierda, porque la realidad nos dice que España está entre los cinco países europeos con mayor cuantía impositiva en el IRPF, así como salir del atasco administrativo y sobre todo dar seguridad jurídica a las empresas. Con las actuaciones de este gobierno, no habrá reconstrucción en positivo

La aprobación de la Tasa Google, aprobada recientemente por el gobierno, ha hecho que se haya levantado Estados Unidos de una mesa de negociación para suavizar los aranceles de nuestros productos y está estudiando represalias. ¿Esta tasa no es una torpeza del gobierno para la reactivación?

Es un ejemplo más de la ineptitud de este gobierno social comunista, porque en Europa, se estaba produciendo una negociación para implantar este impuesto a nivel global y aunque no soy partidario de los impuestos, si tiene que hacerse, que se haga a nivel global y de manera coordinada, pero que lo hagamos de manera unilateral, dará lugar a que además de no tener el impacto recaudatorio que el gobierno plantea, suponga el enfado de socios estratégicos importantes que frenarán o encarecerán como poco nuestras exportaciones a sus países, poniéndonos en la lista negra indeseada.  Esto dará lugar a que los mercados industriales, no se desarrollen aquí, sino que además se produzca una deslocalización.

Como si previera que iba a fracasar en sus pretensiones respecto a las negociaciones de las ayudas desde Europa, una eurodiputada socialista, acusó al PP de aliarse con los “países halcones”, todos ellos dirigidos por socialistas para dificultar las condiciones a España. ¿Es otra manera de marear la perdiz ante el fracaso de los pretendido?

Esto es consecuencia de la falta de confianza que tienen en Europa a un presidente del gobierno que miente, que falsea datos y demuestra su incapacidad de negociar con Europa y ante todas las cancillerías, porque no tiene credibilidad y ya le van conociendo. Echar la culpa al PP es lo fácil, pero conseguir apoyo económico, liquidez, es lo fundamental y no culpar a quien no está gobernando y siempre ha sacado sus negociaciones en positivo.

Además de la crisis generada por el Coronavirus, tenemos ante nosotros el Brexit, teniendo en cuenta que el Reino Unido es uno de los clientes preferentes a la hora de exportar nuestros productos y de generar riqueza para nuestras empresas. ¿En nuestra situación como nos va a afectar el Brexit, como elemento añadido a la crisis económica?

Nos va a afectar de manera importante, teniendo en cuenta que no hemos sido capaces de imponer nuestras condiciones en el caso del Brexit, como ha sucedido con el tema de Gibraltar. De esta manera, que podamos exportar nuestros productos de manera competitiva va a ser difícil, pero espero que esta batalla la ganemos, porque nuestros agricultores se lo merecen por su capacidad de solidaridad como lo han demostrado durante la Pandemia. Hay que apoyarles en todo aquello que suponga que los productos españoles sean competitivos de cara a la exportación.

Esta crisis afecta a la deslocalización del sector del automóvil con marcha de empresas como Nissan, un sector turístico con graves pérdidas, una situación de subida de impuestos generalizada y un país que genera desconfianza en el exterior y ante los inversores. ¿Será una crisis pasajera o dadas las consecuencias de la misma tendrá que esperarse a que el PP gane unas elecciones y arregle por tercera vez la economía española?

La salida de esta crisis va a ser de una manera muy penosa para todos los productores de este país, porque nuestro gobierno parece que solo está preocupado en mantener un sector público y ofrecer únicamente prestaciones no contributivas como la alternativa a la crisis. La recuperación de este país hay que ponerla en manos de los empresarios, dándoles facilidades y oportunidades y de eso, el PP sabe mucho y lo ha demostrados en dos ocasiones que ha sacado a España del ostracismo económico que ha tenido con los socialistas.