SI TIENES DUDAS LEGALES, NUESTRA ASESORÍA JURÍDICA LAS RESUELVE DE FORMA GRATUITA
#AyudaEntreCompatriotas
TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRARNOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

Os traemos un interesante vídeo taurino, sobre el despertar de un toro operado en la montaña, de la mano de los amigos del programa ‘Toros para Todos’, de Canal Sur Televisión.

Toros para Todos presencia la espectacular operación quirúrgica por hernia a un toro herido de la ganadería de Santa Ana en el campo de Constantina (Sevilla). El veterinario Juan Miguel Mejías y su equipo médico se desplazan de urgencia a la dehesa para intervenir al toro herniado por cornada. El toro es dormido con la anestesia de la cerbatana y curado de las heridas en el campo. El quirófano es improvisado en la pendiente donde se duerme el toro, la cirugía por hernia es compleja y el entorno peligroso por la cercanía de los demás toros bravos.

Impresionante reportaje sobre la búsqueda, operación y peligroso despertar en la montaña del toro bravo con hernia operado por el veterinario. Primero hay que buscar al toro herido en su cerrado y ponerlo a tiro de la cerbatana con anestesia. Mayoral y veterinario recorren la finca en coche hasta localizar al astado enfermo en una cerca nueva con toros desconfiados. El toro herido busca constante refugio, ya sabe que es el objetivo. Imprescindible la paciencia.

El mayoral lanza con acierto la anestesia y junto a los sanitarios esperan los primeros síntomas del decaimiento del toro, es importante que esté tranquilo para mejor efecto de la anestesia. Al veterinario le preocupa el lugar donde cae dormido el toro. Es abrupto y complejo. Hay que inmovilizar al toro en el nuevo quirófano improvisado, amarrarlo a los árboles cercanos, la cabeza tiene que estar situada en alto para evitar los gases. Tras los previos comienza la intervención quirúrgica, larga y compleja por las adherencias. Tras la operación hay coser los puntos en la piel gruesa del toro y limpiar la sangre para que no la huelan los demás astados sanos.

La intervención ha sido un éxito, el experto veterinario está satisfecho pero sigue intranquilo. Le preocupa el despertar del toro en la zona escarpada, inclinada, con pendiente donde se quedó dormido. Los golpes tremendos de las sucesivas caídas pueden romper los puntos de la operación.

Impresionantes imágenes del difícil, peligroso y vulnerable despertar del toro tras los efectos de la anestesia.