Conguiofendiditos
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ

Los ofendiditos del racismo tienen otro personaje más que pretende crear repercusión pública mediante una absurdez. Esta viene de la mano de un usuario cuyo nombre es ‘Black Lives Matter’ que ha lanzado una petición en Change.org a la empresa ‘Chocolates LaCasa’ para que retiren el producto de los ‘Conguitos’ porque, según su criterio, contiene connotaciones racistas. Esta serie de elementos sustentantes ya no sé si me crean más preocupación o risa. Primero pretenden boicotear películas en las que personas de raza negra tienen papeles de subordinados o en el que hay ausencia de estos y ahora vienen a perjudicar la infancia de muchos de mi generación, entre otras, buscando eliminar productos deliciosos con absurdas excusas que no tienen ni pies ni cabeza.

Los ‘Conguitos’ cuentan con la imagen de una caricatura de un hombrecillo de raza negra con labios grandes y rojos de igual modo que Casa Tarradellas tiene la de una casa o Wella la sombra de una mujer de amplia melena. Cada empresa tiene sus señas de identidad y con la de los ‘Conguitos’ precisamente la empresa pretende relacionar el producto que venden con la marca y no esas pajas mentales que se montan algunos asegurando que esta delicia de manjar que comíamos muchos niños de ayer, y seguro que, de hoy, también perjudica a los integrantes de la raza negra. Es más, volviendo a citar este producto he de mencionar que asimismo se puede consumir en chocolate blanco y en la bolsa en la que vienen guardados, el protagonista de la imagen pasa de ser un ‘Conguito’ negro a uno blanco y ahí no se ve ni al susodicho ofendidito ni al prójimo de piel fina quejarse de que el producto en blanco discrimina a los hombres de raza blanca. Manda conguitos, valga la redundancia que por un acto delictivo en el que se han contado muchas verdades a medias se haya creado un efecto mariposa para asociarlo todo al racismo. Para todos estos, todo lo que contenga el color negro debe ser ofensivo para los negros ya sea en forma de producto comestible o audiovisual, siendo un bien tangible o intangible.

A esta serie de personajes a los que llamo ofendiditos, se les nota que tienen muchísimo tiempo libre en sus vidas para atacar a todo tipo de empresas o entidades que no comulguen con su forma de pensar, y para más inri cada uno de estos ‘justicieros freaks’ tienen la desfachatez de llamar fascistas al prójimo cuando los primeros que ejercen esa actitud totalitaria son ellos. Hay mucho mamarracho por las redes y en la vida real que se dedica a ‘preocuparse’ de las nimiedades que suceden en los países del primer mundo, pero luego no acuden ni denuncian las injusticias que acontecen en los países tercermundistas. En mi barrio a este tipo de incongruencias morales se las considera como pura hipocresía.

Venga, pieles finas sin fronteras, id también a por los ‘morenitos’, un producto delicioso de chocolate que está en el mercado o también a por los blanquitos que seguro que atentan contra la raza blanca según vuestras teorías conspiranoicas o quizás no porque los blancos para vosotros quizás seamos unos supremacistas de libro, incluso también os sugiero a que vayáis a por el licor cuyo nombre es ‘negrita’ porque el diminutivo seguro que lo consideráis como racista y ofensivo dentro de vuestras cabezas trastocadas. Para terminar, expongo un último ejemplo de otro producto ‘racista’, que no lo sería para una persona con dos dedos de frente claro, el de los ‘filipinos’ porque, con ese nombre y por vuestra filosofía que coarta la libertad en todas sus variantes, seguro que atentan también contra los ciudadanos nacidos en Filipinas… ¿o tal vez lo veréis todo un privilegio porque hacen mención a un país del mundo? A saber, y ya para próximos capítulos señores ofendiditos de los conguitos, después de jugar a los justicieros os invito a que os pongáis a trabajar, perroflautas.

1 Comentario

  1. Simplemente esto demuestra la degeneración mental que padecemos.
    Animaros animales legetibianos, ahora a por los TAMPAX, que son verdaderamente machistas….. Venga, los del rosicler y las del violicler, animaros, os lo pongo en bandeja.

Comments are closed.